Muere joven aplastado tras caerle una pared

Fallece antes que llegue la ayuda de la Cruz Roja

1 / 2


El muro, sin castillos, cedió al peso de los tres habitantes
Tras el accidente, Érick Pech fue recostado en una hamaca, pero murió antes que llegara la ayuda


YAXKUKUL.- Érick Pech Arias, de 14 años de edad, sufrió una muerte inusual, luego que un muro de su casa, de donde estaba colgada su hamaca, se vino abajo y cayó encima de él.

De acuerdo con los datos recabados, los hechos ocurrieron ayer alrededor de las 4 de la madrugada, cuando el menor de edad se encontraba en el predio de la calle 23 entre 14 y 16 de este municipio, acompañado de su pareja, también menor de edad, y un adulto, con quienes habita la casa que le dieron prestada.

Datos proporcionados por la Policía indican que el muro de la casa cedió por el peso, pues los habitantes colgaron las hamacas en un solo “cáncamo” y la construcción carece de castillos colados.

Los bloques cayeron sobre el infortunado joven, quien fue rescatado, aún vivo, de entre los escombros.

Como Pech Arias se quejaba mucho de dolor de cabeza y tórax, sus familiares lo recostaron en una hamaca. Su pareja salió a pedir ayuda, mientras la otra persona fue al Palacio Municipal a solicitar una ambulancia, aunque ambos esperaron mucho tiempo para pedir apoyo.

La Policía Municipal llamó a la Cruz Roja con base en Motul, y se envió la ambulancia 027, al mando de los paramédicos Reyna Aké y Mauricio Ku. Sin embargo, cuando los socorristas llegaron, a las seis de la mañana, Érick Pech no contaba ya con signos vitales.

Los parientes que vivían con él fueron detenidos por las policías Municipal y Estatal, ya que, al parecer, consumen mariguana y pegamento.- Mauricio Can Tec



Volver arriba