Demuestran su fervor

Vía crucis bajo amenaza por la lluvia que cayó

1 / 8


Sobre estas líneas, el vía crucis en Tixkokob. A la izquierda, María llora la perdida de su hijo durante la representación de la Pasión den Tixkuncheil. Abajo, fieles en la adoración de la Cruz
Sobre estas líneas, Miguel Salas, quien interpretó a Jesús en la comisaría de Tixcuncheil, Baca, termina el vía crucis con una de las escenas más conmovedoras de la representación. A la izquierda, fieles católicos durante el recorrido en Tekantó
Escenas del vía crucis en Seyé. Sobre estas líneas, Jesús yace en el suelo mientras soldados romanos preparan el madero para su crucifixión. A la izquierda, fieles católicos observan el calvario de Cristo
Fieles de Baca caracterizados como soldados romanos y sumos sacerdotes durante el via crucis en esa comunidad. El papel de Jesús fue interpretado por Miguel Salas Herrera


Pese a una posible amenaza de lluvia, cientos de fieles católicos del interior del Estado participaron anteayer en el vía crucis para conmemorar la Pasión de Jesús.

En Tekantó, por primera vez en muchos años se realizó el vía crucis, organizado por la Pastoral Juvenil a cargo de Wendy Ferráez Lugo y Antonio Ku Bojórquez.

Los 150 fieles recorrieron las 14 estaciones a lo largo de dos kilómetros del vía crucis, que se inició a las 10 de la mañana en la iglesia de la Virgen de la Candelaria, en la comisaría de Tixcochoh, y concluyó en la parroquia de San Agustín, en la cabecera municipal.

Durante la mañana en la población se sintió el sol, fue en la última etapa del recorrido cuando cayó la lluvia.

Por otra parte, en la misa del Jueves Santo, el presbítero Chan Chan, destacó la importancia del servicio y no ser servido. “Estamos recordando la humildad de Jesús, al lavarle los pies a sus apóstoles”, dijo.

En Seyé, cientos de católicos acudieron a la décimo cuarta representación del vía crucis viviente.

Los fieles acompañaron a Jesús, quien cargó un madero de 50 kilos, en un recorrido que dos kilómetros bajo un intenso calor.

En Tixkokob, el clima ocasionó que el vía crucis no concluyera para garantizar la salud de Román Chalé, quien interpretó a Jesús, y los cientos de fieles que lo acompañaron durante un recorrido de dos kilómetros.

Cuando faltaban dos esquinas para concluir el vía crucis, una fuerte lluvia acompañada de vientos se sintió. Quienes esperaban en las gradas del campo decidieron retirarse para buscar un resguardo de la lluvia.

El organizador del evento, Manuel Moo, informó que decidió suspenderse la actividad para no arriesgar la salud de Román Chalé, pues estaba caluroso al igual que los fieles. Además, la tierra suave lo hacía más cansado.

En Baca, Miguel Salas Herrera terminó de personificar a Jesús con la espalda marcada de sangre.

En la comisaría de Tixcuncheil, 200 personas acudieron al vía crucis viviente en el que recorrieron las principales calles de la comunidad.

Debido a la lluvia, pocas personas acudieron a la representación.- JOSÉ CANDELARIO PECH KU/EDWiN CANCHÉ PECH/JOSÉ ALFREDO ISLAS CHUC/KEVIN CHAN SANTANADiario de Yucatán




Volver arriba