Bendicen 201 nichos

Una nueva opción en el cementerio de Pisté, Tinum

7_230414_p32pistephoto01

PISTÉ,Tinum.- La alcaldesa Natalia Mis Mex inauguró, la noche del lunes, la ampliación del cementerio de esta comisaría.

En un área del camposanto se construyeron 201 nichos tipo urnas para depositar restos humanos.

La alcaldesa comenta que el camposanto de esta comunidad ya resultaba muy pequeño para una población en pleno crecimiento, motivo por el cual había que encontrar una solución.

Según indica, llegó el momento de evolucionar la manera de pensar de las familias de la comunidad, en el sentido de que los restos de sus seres queridos habría que ponerlos en pequeñas urnas, luego de convertirse los cuerpos en osamenta.

Ahora los cuerpos serán enterrados de manera normal en el panteón, pero luego de determinado tiempo, cuando ya sean solo huesos, habría que cambiarlos de lugar para darles espacio a otros que van falleciendo.

Para esto se amplió el camposanto construyendo 201 nichos, en los cuales reposarían los restos de los fallecidos.

Los nuevos nichos se venderán a las familias a precios cómodos que oscilarían entre $3,500 y $4,000, pero todavía está en análisis el precio.

-Esta es una de las obras importantes que se realizan en el pueblo; ya era una necesidad, casi no había espacios en el camposanto para enterrar a los muertos.

Mensaje

La noche del lunes, el presbítero Felipe Aké Pech ofició una misa a las puertas del cementerio. En la homilía, el sacerdote dijo a los participantes que ahora ya se cuenta con espacios dignos en donde podrán descansar sus seres queridos.

Se construyeron 201 nichos en tres filas de tres plantas, a fin de aprovechar el terreno que adquirió la Comuna.

Además se construyó un espacio, en donde los deudos de los muertos podrán darle el último adiós a sus seres queridos que fallezcan de ahora en adelante.

Luego de la misa, se procedió a bendecir todo el área, se develó una placa y se ofreció un convivio a más de 500 personas que acudieron. Se repartieron tacos y tortas de cochinita y refrescos.- Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba