Asustan en una cárcel

Intranquilidad y miedo en policías de Yaxkukul

La celda donde un vecino de Ekmul se colgó en Yaxkukul

YAXKUKUL.- Policías municipales son constantemente asustados por extraños ruidos, provenientes de los calabozos municipales, que se escuchan por las noches.

Ante esa situación, el martes en la noche el presbítero Roberto Cuéllar Portillo ofició una misa ante 150 personas en las puertas de los calabozos municipales.

Según indicó el agente municipal Ángel Poot Pech, se le planteó el problema a la directora de Equidad de Género, Olegaria Lozada Cervantes, quien encabezó la ceremonia religiosa junto con sus compañeros, familiares y vecinos.

Según Poot Pech, todas las noches escuchan ruidos extraños como quejidos.

-Mueven los barrotes y golpean las rejas de los calabozos y en ocasiones nos asustan. Cuando salimos a ver quiénes hacen ruido no vemos nada -relató.

-No sabemos qué es y por eso se hizo la misa en las puertas de los calabozos.

-Todo pasa desde hace un buen tiempo, cuando un vecino de Ekmul se privó de la vida. Al oír los ruidos extraños ya mero nos abrazamos entre nosotros -indicó.Por cierto, Poot Pech ha sido reconocido públicamente por ser un buen policía.- JOSÉ ALFREDO ISLAS CHUC




Volver arriba