Artesanos se protegen

Artesanos se protegen

Ven indicios de que los quieren sacar de Chichén

Artesanos que se reunieron en Pisté para tomar medidas contra el supuesto intento de expulsarlos de la zona arqueológica de Chichén

PISTÉ, Tinum.- Artesanos de esta comunidad temen que Cultur los intente expulsar de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

En asamblea, realizada el martes en la noche, advirtieron que no lo permitirán y están dispuestos a llegar a donde sea necesario con tal que respeten sus derechos.

Durante la reunión, encabezada por la directiva que preside Pablo Euán Cen, se informó a la comunidad sobre problemas recientes, que hacen suponer la posibilidad de que los expulsen.

Según comentaron, desde hace algunos meses que llegó al parador Mario Beltrán García, quien dijo ser el nuevo coordinador de los paradores turísticos, comenzaron los problemas.

El funcionario, quien no se identificó formalmente como tal ante los artesanos, “empezó a tomar decisiones unilaterales y a violar acuerdos tomados años atrás”.

Prohibió que los artesanos realicen sus guardias en la zona arqueológica, como lo hacían desde hace años para proteger sus áreas de trabajo y además evitar que alguien ingrese con bebidas alcohólicas y tire basura.

“Sin justificación alguna lo prohibió, además de que se ha estado reuniendo con pequeños grupos de artesanos como una manera de desestabilizar al gremio y que haya enfrentamientos y al mismo tiempo crear un pretexto para que sean expulsados todos los artesanos.

“Ante el peligro y el riesgo que se vislumbra, hemos tratado de reunirnos con el director de Cultur, Enrique Magadán, pero hasta hoy no nos ha atendido”.

“Ya denunciamos publicamente a Mario Beltrán García por ser un sujeto que usurpa funciones, pues no se identifica como coordinador del parador; nadie acudió a otorgarle el cargo”.

Los artesanos ya se han asesorado jurídicamente y, según les ha dicho su abogado, Villebaldo Pech Moo, nadie los puede sacar porque la zona arqueológica es un legado que los mayas dejaron a su descendencia, que por ahora es todo el pueblo de Pisté.

Advirtieron que en caso de que el gobierno del Estado y el federal, a través del INAH, quieran sacarlos, contarán con el apoyo de otras organizaciones del Distrito Federal y de Chiapas y Oaxaca, que están dispuestos a venir para defenderlos.

Los artesanos exigen que el gobierno federal se haga cargo de las 746 hectáreas y le quite el poder a Fernando Barbachano Herrero.

“Ese señor dice ser el propietario y se siente con derecho a poner cualquier negocio en la zona arqueológica, como lo ha hecho al construir dos palapas, una a un lado del cenote sagrado”.

Además exigen los artesanos que el 15% de los recursos que obtiene Cultur de la zona, se le entreguen al municipio, para obras de bien común.

Otra demanda es que se respeten los derechos de los 800 artesanos que todos los días acuden a trabajar en busca del sustento diario. Que se respeten los acuerdos tomados en 2009, cuando se pactó que los artesanos permanecerían en la zona arqueológica, agregan.

Los inconformes pusieron como plazo para que les cumplan 72 horas, que se vencen hoy viernes.

Piden al gobierno del Estado y al federal, a través de Cultur e Inah, que se sienten a dialogar con ellos para que no haya más problemas.

Los inconformes piden que se aclare en qué situación se encuentran las 30 hectáreas de terreno que adquirió la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco y que pagó a $230 millones del erario del Estado. Los terrenos están a un lado de la zona arqueológica.- J.A.O.O.




Volver arriba