Cierran por la Navidad

Poca oferta para los turistas que arribaron ayer

1 / 2


Claudio Dzib Tuz, encargado de uno de los puestos abiertos en el Bazar Municipal, a la espera de turistas. Sólo tres negocios laboraron normalmente, el resto cerró por los festejos de la Navidad


VALLADOLID.- Debido a los festejos de Navidad, muchos comerciantes del Centro no abrieron sus negocios, lo cual ocasionó que los turistas que arribaron ayer miércoles 25 no pudieran encontrar variedad de comida ni lugares a dónde acudir.

En la mañana se observaron prácticamente vacías las calles del centro de la ciudad y con la mayoría de los comercios cerrados.

Fue a partir de las 11 de la mañana cuando se empezó a ver cómo el tránsito vehicular se iba incrementando y los autobuses de turismo iban arribando a la ciudad.

El museo San Roque laboró con horarios normales, pero según los encargados, hasta las 2 de la tarde tenía pocos registros de visita.

Felipe Silva Puc, quien vende diariamente globos en el parque del Centro, informó que debido a que muchos turistas llegaban en autobuses en tan sólo media hora ya había vendido 100 pesos, lo cual significaba una buena venta para él.

Silva Puc aseguró que los visitantes le preguntaban por lugares a donde puedan ir, pero les decía que por la fecha, Navidad, no hay muchos lugares abiertos.

Los artesanos que venden en el interior del parque aseguraron que ellos acudieron porque es una obligación adquirida con las autoridades.

Señalaron que ellos no tienen días inhábiles ya que al momento de comprometerse a vender en el interior del parque las autoridades les dijeron que tendrían que ir todos los días.

Uriel Carballo, uno de los artesanos que se encontraba vendiendo en el parque, aseguró que durante la mañana estuvo muy baja la actividad, pero después de las 11 horas, cuando comenzaron a llegar los autobuses, las ventas se empezaron a elevar. “Hay que aprovechar que los turistas no encontraran mucha variedad para venderles nuestros productos”, dijo.

En cuanto a los lugares donde se podía desayunar, se encontraban abiertos al público los restaurantes de los hoteles María de la Luz y del Mesón del Marqués. En el bazar únicamente tres puestos estaban abiertos.

Claudio Dzib Tuz, encargado del puesto “Mi Ranchito”, aseguró que en estas fechas las ventas suben y se debe a que no hay lugares para desayunar, porque todos celebran. Según dijo, “puros visitantes” acuden a desayunar, porque los vallisoletanos “andan enfiestados”.

Josue Álvarez Ruiz, mesero que atiende en los tres puestos que estaban abiertos, indicó que mucha gente fue a desayunar al bazar y no hubo problema para atender a todos los turistas.

Sin embargo, comentó que durante la Nochebuena muchos visitantes querían utilizar a los baños del bazar, pero como estaban cerrados tenían que acudir a los sanitarios de los hoteles.

Frustración

Rocío Arellano, visitante procedente del Distrito Federal, afirmó que pasó muchas necesidades con su familia, pues no tenían a dónde acudir durante la Nochebuena.

Comentó que había escuchado hablar mucho del cenote Zací, pero se sentía frustrada ya que ayer no pudo conocerlo por estar cerrado, además de que tampoco pudo probar la cochinita pibil, por estar cerrados los puestos de comida regional y porque no había variedad de comida.

Kevin Martín López, encargado de dar información en las oficinas de Turismo, aseguro que la mayoría de los turistas que se habían ido a registrar son mexicanos.

Manifestó que los empresarios que le ofrecen “un verdadero servicio al turismo no deben de descansar en días como estos”.

Uno de los lugares más visitados ayer fue la iglesia San Servacio, ya que a pesar de ser día festivo, hubo misa temprano y se mantuvo abierto el templo.- David Osorio Marfil




Volver arriba