Casi lo hacen ” Ceviche ” en un pleito en Peto

El agresor afirma que sólo actuó en defensa propia

El profundo tajo en una mano de César Escamilla lo hizo perder un dedo

PETO.- César Escamilla, alias “Ceviche”, casi hace honor a su apodo, pues perdió un dedo, sufrió heridas profundas en otros dos y resultó con una muñeca destrozada, luego que Jesús Aurelio Aké Silveira, alias “Chino”, le propinara dos machetazos por viejas rencillas.

Según la Policía, anteayer a las 5 de la tarde les reportaron un macheteado en la calle 51 con 28-B de la colonia Trinidad, frente a un expendio de bebidas alcohólicas.

El subdirector de Seguridad Pública, Wílliam Piña Carrillo, informó que al llegar una patrulla al lugar se les acercó una persona con ambas manos sangrando profusamente, las cuales tenía envueltas en ropas. El lesionado fue llevado al hospital comunitario, pues tenía la muñeca izquierda casi totalmente desprendida y un profundo tajo en tres dedos de la mano derecha. De hecho, uno de los dedos se desprendió totalmente y quedó tirado en el sitio de la agresión.

Piña Carrillo señaló que ya no pudieron interrogar más al lesionado porque se veía débil y solamente dio algunos datos e identificó plenamente a su agresor.

Cuando las patrullas 1153 y 1154 recababan información en el sitio, una vecina les gritó a los policías que el agresor estaba huyendo. Los policías persiguieron a Aké Silveira, quien comenzó a huir por terrenos particulares y saltando albarradas.

Los elementos tuvieron que rodear toda una manzana para evitar que huyera, hasta que un vecino les avisó que un sujeto que al parecer huía se metió a su casa.

El propietario del terreno dio permiso para que los uniformados entren en su predio a hacer la detención, y se detuvo al “Chino”, que estaba bajo los efectos del alcohol.

Ake Silveira fue trasladado a la cárcel municipal, y el lesionado, tras ser estabilizado en el hospital comunitario, fue trasladado en ambulancia al hospital O’Horán de Mérida, de emergencia.

Piña Carrillo dijo que el dedo desprendido también se llevó a Mérida para ver si se lo podían reimplantar.

Se averiguó de manera extraoficial que el detenido fue remitido a la Fiscalía a las 8 de la noche, pero no fue aceptado en el Ministerio Público y permanece detenido en la cárcel municipal.

Aké Silveira afirmó que sólo se defendió, pues fue César Escamilla el que comenzó el pleito. “Ellos (quienes presuntamente comenzaron el pleito) eran dos cuando vinieron a buscarme pleito; de hecho Cesar me quiso cortar, pero cuando esquivé el golpe, soltó el machete; aproveché para agarrarlo y lo corté dos veces”, aseguró. “El otro, al ver que me defendí, corrió”.También aseguro que anteriormente ya había sido cortado por César Escamilla y mostró unas cicatrices que tenía en una mano, según él, producto de unos machetazos que recibió del ahora lesionado.- Miguel Á. Moo G.




Volver arriba