Calla por muerte en el IMSS

La directora de la clínica de Izamal: No puedo informar

José Abán May murió de cirrosis junto a la caseta telefónica, ante Urgencias del IMSS en Izamal

IZAMAL.- La directora de la clínica del IMSS Oportunidades de esta ciudad, Kembly Amira Achach Ortiz, declina informar sobre José Concepción Abán May, de 44 años de edad y oriundo de Temax, quien el lunes cerca de las 10 de la mañana murió a las puertas de Urgencias tras esperar dos horas sin recibir atención médica pese a que vomitaba sangre.

Tras esperar 25 minutos se vio salir a la directora de su oficina para ir a una reunión de trabajo y cuando se le preguntó sobre la personas fallecida a las puertas del hospital, contestó lo siguiente:

-Lo que necesites de información te lo puede proporcionar Comunicación Social (de la delegación del IMSS en Yucatán).

-Estamos atendiendo a la gente normalmente.

-No puedo darte datos de lo que me pides; ahora ando en una reunión y estoy trabajando, pero con gusto en Comunicación Social te pueden dar la información.

-Como usualmente se hace en estos casos, quienes dan la información son los de Comunicación Social -sostuvo y salió de las oficinas, en compañía de otra persona.

Algunos empleados, a su vez, indicaron que en ocasiones la sala de Urgencias tiene mayor demanda que la que debe ser y en ocasiones rebasa la capacidad médica de atención.

-En ocasiones cuando llega urgentemente una mujer embarazada y tiene problemas, priorizamos a la paciente, actuamos de acuerdo con la gravedad del paciente. Sin embargo, no sé qué les pasó a los compañeros en esta ocasión. O no se fijaron de la gravedad del paciente -dijo un enfermero, en el estacionamiento del hospital.

-A veces el número de mujeres embarazadas y otros pacientes de gravedad rebasan la capacidad para atenderlos a todos. Creo (que) nos falta una ampliación en el hospital para atender la demanda, que es uno de los problemas mayores -agregó.

Personas que estaban en el pasillo y afuera del hospital coincidieron en que en ocasiones se tiene que esperar dos horas o más para ser atendidos en Urgencias.

-En una ocasión se cayó mi hermana y la trajimos al hospital un viernes en la tarde, pero no nos pudieron atender en Urgencias; nos pidieron regresar el sábado en la mañana. Así lo hicimos y esperamos hasta las 4 de la tarde, cuando nos atendieron; imagínate qué tan mal servicio hay, sobre todo fin de semana -relató una mujer.

-A veces no te atienden a tiempo; hay que ir mejor al (médico) particular; no hay necesidad si podemos consultar, pero aquí hace falta más atención -indicó, mientras esperaba a su madre que consultaba en el hospital.- JOSÉ CANDELARIO PECH KU




Volver arriba