Cae de $40 a $18 el kilo de pepino

El norte anticipa el retorno pepinero a Celestún y Sisal

HUNUCMÁ.- Por la llegada del norte, a causa del frente frío No. 20, y la disminución del volumen de pesca y del precio de la especie, pepineros de Celestún y Sisal (Hunucmá) suspendieron la pesca de pepino de mar anteayer, aunque la temporada acabó oficialmente a las 12 de la noche de ayer.

-La mayoría de las 350 lanchas que estaban en puertos del oriente del Estado ya están en Celestún, a donde comenzaron a retornar desde la noche del domingo al terminar la jornada de pesca -dice Román Flores May, directivo de una cooperativa pesquera de Celestún y uno de los que se trasladaron a Dzilam de Bravo.

-Hoy (por ayer) se espera la llegada del norte, de modo que el tiempo no fue propicio para laborar -señala.

Al respecto, el delegado de la Capitanía de Puerto de Sisal, Pedro Recio Garrido, informa que ayer al mediodía se cerró ese puerto a la navegación por el norte.

-El norte viene fuerte, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora, porque se origina de una tormenta invernal -destaca.

Hasta el mediodía de ayer, indica, no había regresado la mayoría de las lanchas originarias de Sisal que se trasladaron a pescar pepino de mar en Dzilam de Bravo. Se calcula que son 200.

Pero en la tarde empezarían a arribar.

Aunque por el mal tiempo no pudieron salir varios días a la pesca de pepino de mar, Flores May asegura que les fue bien, “gracias a Dios”, a pesar de que Martín Velázquez, principal comprador de la especie, les debe a muchos pescadores.

Flores May también destaca que aunque inicialmente el kilo de pepino de mar se pagó a $40, fue bajando gradualmente, al grado de que en los últimos días algunos pagaron $20 e, incluso, $18.

En cuanto al volumen de captura, dice que inicialmente se pescaron hasta 500 o 600 kilos de pepino por lancha, aunque en los últimos días, se capturó entre 40 y 70 kilos.

Flores May pide a las autoridades vigilar para evitar que hoy martes continúe la pesca furtiva de pepino.

-Sería lamentable que la historia se repita y la pesca ilegal del pepino continúe y las autoridades se hagan a la vista gorda. Si queremos que salgan bien los estudios de biomasa del pepino para la siguiente temporada, es importante cuidar las especies -agrega.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba