Buzos en recuperación

La descompresión obliga a 18 a ir al IMSS de Tizimín

1 / 2


Sobre estas líneas, el médico Juan Carlos Tec Tun, encargado de la cámara hiperbárica en el Seguro Social de Tizimín. A la izquierda, un paciente de Las Coloradas recibe tratamiento por descompresión


TIZIMÍN.- Desde que se inició la tercera temporada de pepino de mar no paran de llegar buzos descompresionados al Seguro Social.

El director de la clínica, Francisco López Díaz, dice que apenas ayer se le dio de alta a un descompresionado que ingresó el sábado para que se le estabilice en la cámara hiperbárica.

Juan Carlos Tec Tun, médico responsable de los descompresionados, dice que desde la semana pasada -cuando se inició la temporada- hasta ayer, ya llegaron 18 buzos afectados.

-Cinco de ellos llegaron en estado grave. Se ha tenido que ponerles soluciones y medicamentos para que no se inflame el cerebro.

El doctor explica por qué ocurre la descompresión en los buzos y cómo logran sacarlos del problema.

-En el medio ambiente solo respiramos un 21% de oxígeno; el 78% es nitrógeno y el resto se divide en dióxido, monóxido de carbono y otros gases -indica.

-La descompresión sucede por tres cosas: primero, por la profundidad; mientras más profundo buceen más riesgo hay; segundo, el tiempo bajo el agua; y por último, la rapidez del ascenso.

-Hay buzos que después de trabajar dos o tres horas a profundidad, salen de golpe. No saben que cada 10 metros que se sumergen, aumenta una atmósfera de presión y las concentraciones normales de 21% de oxígeno y 78% de nitrógeno, se elevan a tres atmósferas.

-Si exponemos el cuerpo a un cambio brusco de presión, propiciamos que se forme un gas que se llama óxido nitroso, que comienza a circular por diferentes partes del cuerpo y se puede formar una burbuja con exceso de gas.

-La burbuja puede parar en el hombro, codo, médula espinal, rodilla o en el cerebro; dependiendo del lugar es donde se van a presentar los síntomas -señala.

-¿Cómo les salva la vida a estos hombres la cámara hiperbárica?

-Como en su sangre tienen óxido nitroso, que es una burbuja de gas, le metemos presión para deshacer ese gas; es decir, se separan el oxígeno y el nitrógeno, así el cuerpo puede eliminar éste.

-En la cámara hiperbárica se les mete aire comprimido, para simular que bucean a 15 metros de profundidad. Reviso a los pacientes cada determinado tiempo hasta lograr “sacarlos a la superficie”.

El médico considera que la principal causa del problema es que los buzos con tal de ganar dinero, no miden riesgos. “Como ven regado el pepino de mar tardan tiempo abajo y por eso se les forma ese gas; yo veo que son cuestiones comerciales. Hay unos que por cada embarcación traen hasta 600 kilos en un día.”Al principio no lo sienten; en la tarde, cuando llegan de su jornada, se comienzan a sentir mal y llegan acá ya descompresionados -dice. – WENDY UCÁN CHAN



Volver arriba