Buscan un buen médico

Anhelo de unos padres de trillizos de Hunucmá

Marcos Canché y María Canté, en Hunucmá, con sus hijos trillizos que nacieron el 6 de julio de 2013

HUNUCMÁ.- Primero nos dijeron que nuestros hijos iban a ser gemelos, lo que nos llenó de alegría, pero, dos semanas antes de que nacieran, los doctores nos dijeron que eran trillizos, lo que hizo que nos invadieran sentimientos encontrados, dicen los esposos María Canté Tzuc y Marcos Antonio Canché Choch, vecinos de esta ciudad.

Hoy, siete meses después del nacimiento de los trillizos, los sentimientos de la pareja son los mismos: felicidad por sus hijos, pero también preocupación, sobre todo por el estado de salud de los bebés.

La felicidad, que invade también a los familiares de la pareja, se ve nublada porque los niños padecen problemas respiratorios crónicos.

De hecho, los bebés han pasado días en el hospital.

-Mis hijos nacieron de siete meses, de modo que estuvieron dos meses en incubadora, situación a la que los médicos le atribuyen su delicado estado de salud -dice María Canté.

-Apenas la tarde de ayer (por el martes) acudimos al Hospital de la Amistad Corea- México (en el sur de Mérida), pues los tres presentaban problemas respiratorios -añade.

-Esperamos que ahora sí nuestros hijos queden bien de salud, ya fueron muchos los médicos que visitamos, incluso particulares -relata.

Durante la plática con los padres, se escucha que los niños respiraban con dificultad. Los jóvenes indican que los bebés tienen mucha flema acumulada.

Los trillizos son los primeros hijos de María, de 29 años de edad, y Marcos, de 32, quienes se casaron hace dos años, tras 10 años de noviazgo.

En las familias de ambos hay antecedentes de mellizos. Canché Choch precisa que tres familias cercanas de ellos tuvieron gemelos.

Los trillizos nacieron el 6 de julio pasado en el Hospital Ignacio García Tellez (ex T-1) del IMSS en Mérida.

María Canté recuerda que un par de horas antes del alumbramiento, les informaron que uno de los bebés que esperaban había fallecido.

Cuando nacieron vivos, los médicos reconocieron su error y pidieron disculpas.

A siete meses del nacimiento, los esposos enfatizan en que están contentos, aunque también preocupados por la débil salud de sus pequeños.

Como era de esperarse, la pareja también afronta una difícil situación económica, por los gastos médicos y de manutención de los bebés.

-Lo que más nos preocupa es la falta de dinero para la atención médica de mis hijos, ya que en la cuestión de alimentación y vestido, gracias a Dios, recibimos apoyo de mi madre (Reyna Tzuc Chuc) y de mis hermanos -destaca María Canté.

Canché Choch labora como obrero en una empresa de Mérida, donde gana $1,200 semanales. Buena parte de los ingresos se van en gastos médicos de los niños.

Gastan casi todo

-Tan sólo el sábado pasado gastamos $1,000, y ayer (por el martes) nos recomendaron medicamentos por un monto de $1,300 -señala la madre de los menores.

-Yo, aunque quisiera trabajar, simplemente no se puedo, pues tengo que atender a mis tres hijos -agrega la joven, que vive en casa de su madre, en la calle 32 entre 19 y 21 del centro de la ciudad.

La pareja dice que su mayor anhelo es encontrarse con un buen médico que detecte y cure el problema de salud de sus pequeños hijos.

María Canté considera que en el IMSS sus hijos no reciben la atención médica adecuada.- JOSÉ W. COB CHAY

De un vistazo

Dos placentas

Dos dos trillizos Canché Canté son gemelos pues compartieron una placenta.

Gasto semanal

Sus padres gastan más de $247 a la semana en leche. Los bebés consumen una lata al día.

Atención médica

María Canté dice que en el IMSS “apenas ven que están visiblemente bien, los dan de alta, pero al llegar a mi casa de nuevo registran signos de la enfermedad”.

Bautismo

Los menores recibirán las aguas bautismales el próximo domingo en la parroquia de San Francisco de Asís, en Hunucmá.

Se llamarán

Los gemelos recibirán los nombres de Vladimir de Jesús y Aldahir de Jesús; el tercero, Jesús Emir.

Contacto telefónico

Para apoyar a la familia se pueden hablar al 9991-57-69-89.




Volver arriba