Bailes y besos en concurrido paseo en Motul

Largo desfile de 32 vehículos en siete kilómetros

1 / 3


Mujeres disfrazadas de beisbolistas y hombres vestidos de mujer en el último paseo de Carnaval en Motul
Un joven disfrazado de mujer manda besos volados a la gente que ve el paseo de Carnaval de Motul. Abajo, una joven baila


MOTUL.- Colorido, emocionante, divertido y la participación de muchas personas caracterizaron al paseo que cerró el Carnaval “Ritmos de la Fiesta”, con los reyes Guadalupe Pisté y Ronnye Dzul, en la Perla de la Costa.

Unos 32 vehículos decorados con globos y adornos participaron en el paseo de unos siete kilómetros.

A la 1 de la tarde el contingente de la diversión salió del Monumento a Felipe Carrillo Puerto en la calle 26 entre 11 y 13, en la salida a Telchac Pueblo, y recorrió toda la avenida 26 hasta que llegar, a las 2 de la tarde, al Centro Histórico de esta ciudad, donde lo esperaban unas 300 personas.

Tras hacer una breve parada en el Centro, los carros alegóricos siguieron sobre la misma calle 26 hasta llegar, a las 4 de la tarde, al cenote Sambulá, en un recorrido de tres kilómetros para completar los siete kilómetros.

En el desfile participaron, en su mayoría, hombres vestidos de mujer, quienes animaron a la gente, que solo se reía de ellos por los bailes y besos volados que mandaban a otros hombres que disfrutaban del paseo.

Niños de todas las edades se unieron a la caravana y con antifaces, sombreros, lentes y maquillados estaban felices por contribuir a la alegría de estos festejos.

También participaron el alcalde Julián Pech Aguilar y su esposa y presidenta del DIF Municipal, Ave María Falla Gómez, quienes regalaron dulces y obsequios, como trastes y muñecas, a quienes observaban en paseo.

Payasos, diablitos, rumberos y mujeres vestidas de beisbolistas, entre otros, también caminaron saludando y regalando sonrisas.

Llamó la atención un joven pintado todo de negro que simulaba al rey Momo. Muchos se detuvieron para tomarle una fotografía.

En el campo La Flor de Mayo hubo espectáculos familiares.- MIGUEL AVILÉS F.




Volver arriba