Automóvil fantasma al descubierto

Automóvil fantasma al descubierto

Queja ciudadana saca a la luz un accidente en Peto

Las diligencias de la Policía en un predio de la calle 27 de Peto, donde escondieron un auto que atropelló a un joven de una comisaría

PETO.- Una queja ciudadana sacó a relucir ayer un accidente que ocurrió anteanoche y que no fue reportado.

Se descubrió que el conductor involucrado se dio a la fuga tras dejar mal herido a Ángel Josué Silveira Ucán, de 24 años, originario de la comisaría de San Francisco.

Ayer a las 8:50 de la mañana se presentó a la comandancia el ciudadano Eloy Quijano Méndez a reportar que había un vehículo en su terreno, en la calle 27 entre 30 y 32, y no sabía de quién era.

Las unidades 1137 y 1155 de la Policía Municipal, a cargo de los oficiales Edilberto Huchim Castillo y Wílberth Antonio May, fueron a verificar el reporte.

Según Quijano Méndez, anteanoche que paso por su terreno vio que había un vehículo y pensó que era de alguno de sus vecinos, pero ayer por la mañana que fue a verlo comenzó a indagar entre sus vecinos y nadie supo darle razón.

Los oficiales llegaron al predio y vieron el Chevy color blanco con placas HBB-38-63 de Guerrero, que estaba estacionado dentro del predio, con el parabrisas tapado con costales y piedras. En ese momento llegó Ramiro Calderón López, de 40 años, para pedir que le permitan que se quede el vehículo por unas horas en el lugar ya que más tarde vendrían los dueños por él.

Argumentó que él les dio permiso para que lo metieran allí, porque trabaja con la suegra del dueño.

Señal de golpes

Una patrulla lo llevó en calidad de retenido, porque al vehículo le quitaron el parabrisas y lo arrojaron en una fosa y en la parte delantera se veían algunos golpes que indicaban que había atropellado a alguien. Además, tenía cabellos cerca del parabrisas y cerca del foco derecho de la parte delantera, además de sangre.

Se pidió el apoyo de la Policía Estatal y se presentó la unidad 2095 para ayudar en el inicio de las investigaciones correspondientes.

Alrededor de las 10 de la mañana llegó Jesús Rocío Reyes, de 40 años, quien en un principio comenzó a decir que era su vehículo, pero posteriormente dijo que era de su yerno Lorenzo Moisés Beltrán Martín, de 35 años, quien es originario de José María Morelos, Quintana Roo.

Al verse descubierta, indicó que le trajeron el vehículo porque lo iba a comprar. Los uniformados comenzaron a cuestionarla acerca de qué le había pasado al vehículo que presentaba varios daños.

Ella respondió que se dañó porque su yerno se peleó. También fue llevaba en calidad de presentada porque los agentes estaban seguros de que el vehículo había atropellado a alguien.

Luego los policías revisaron en la vera de las carreteras para tratar de localizar a la posible víctima. Llegaron en la comisaría de San Francisco, donde les reportaron que a un habitante de esa pequeña comunidad lo había atropellado un Chevy blanco que se dio a la fuga.

Los vecinos indicaron que ellos auxiliaron al lesionado, quien fue identificado como Ángel Josué Silveira Ucán, de 24 años de edad.

Alrededor de las 6:30 del domingo, Silveira Ucán circulaba en el tramo Peto-Ichmul en su bicicleta cuando el vehículo lo arrolló y lo dejó abandonado. Tuvo una lesión en la cabeza y varios golpes. Hasta la tarde de ayer recibió atención médica, cuando en una patrulla lo trasladaron a la cabecera municipal para que sea valorado.- MIGUEL ÁNGEL MOO GÓNGORA




Volver arriba