Antorchista casi se ahoga en un cenote

Joven de Tekax se salva de morir en el Sambulá, Motul

1 / 3


Ángel Dzul Canché, antorchista de Kancab, Tekax, sale del cenote Sambulá, donde casi muere ahogado
Una visitante en el cenote Sambulá, donde casi se ahoga uno de los antorchistas de Tekax que viajan en autobús (izquierda)


MOTUL.- La peregrinación de Ángel Dzul Canché, de 17 años de edad, antorchista de Kancab, Tekax, casi termina en tragedia cuando, sin saber nadar, entró a bañarse al cenote Sambulá y estuvo a punto de morir ahogado.

Ayer como a las 10:20 horas arribó al cenote Sambulá un autobús de turismo rentado por poco más de 30 antorchistas de Kancab, para descansar del largo viaje que hacen desde Cancún.

Tras pasar en Tizimín, en esta ciudad desayunaron y descansaron, y algunos aprovecharon para bañarse, entre ellos Dzul Canché.

Dzul Canché y otros jóvenes, luego de pagar los $5 de entrada, bajaron a prisa las escaleras de entrada al cenote para bañarse por el calor.

Pero con las lluvias subió el nivel de agua del cenote y ahora cubre la explanada de unos 200 metros cuadrados que servía para llegar caminando al ojo de agua. Incluso, la cueva que va a la noria y el final del túnel desapareció.

El joven corrió y se lanzó al cenote, que ahora es profundo, pero comenzó a gritar que se ahogaba y a lanzar manotazos. Sus compañeros lo vieron y unos salieron de la caverna donde está el cenote a pedir apoyo a la base de la Policía Municipal.

Un joven que sabe nadar se lanzó para salvar a su compañero. Cuando los paramédicos de la Policía Municipal llegaron, en la unidad 504, al mando del comandante Feliciano Maldonado, Dzul Canché ya estaba sentado en uno de los escalones para salir de la cueva del cenote.

Los paramédicos le dieron los primeros auxilios y luego le suministraron oxígeno en la ambulancia, a pesar de que el joven no quería que lo ingresaran a un hospital sino continuar su viaje.

“Gracias a Dios”

Algunas personas que salieron del cenote dijeron: “Gracias a Dios no pasó nada”, “la Virgen de Guadalupe no quiere que te mueras”, “Ahora debes tener cuidado para llegar a tu destino”.

Los compañeros del antorchista se negaron a proporcionar información, incluso dijeron que Kancab es comisaría de Mérida, todos hablaban en maya y dijeron que el cenote parece no estar hondo y por eso se pasó a ahogar su compañero.

Un grupo de ellos llegó a la oficina del Diario a pedir que no se publique el suceso.- Mauricio Can Tec




Volver arriba