Alertan a ejido sobre el harakiri

En Hunucmá se castigaría a quien impugne asamblea

HUNUCMÁ.- Durante la asamblea ejidal del próximo domingo, de no ponerse abusados los ejidatarios podrían hacerse el harakiri, pues la directiva ejidal propone puntos que coartarían la libertad de impugnar las asambleas, denuncia el ejidatario Víctor Aguilar Moo.

Recuerda que la impugnación de asamblea es un derecho que la misma ley les otorga, cuando se consideran que las decisiones que se toman en la misma asamblea, como la venta ilegal de tierras, atentan contra los intereses de los ejidatarios.

-Ahora resulta que el ejidatario que impugne alguna asamblea será sancionado hasta por cinco años.

-En la misma asamblea se va impugnar la venta de tierras del ejido de Chumyá, con el alegato de la actual directiva ejidal de que fue ilegal la asamblea en que se aprobó.

-De hecho, nosotros (en alusión a los grupos 4 y 6) siempre hemos denunciado que las asambleas en las que se han aprobado la venta de tierras son ilegales, porque no cumplen con ciertos requisitos, como la vecindad.

-Precisamente por esta situación consideramos que no es conveniente que se vote a favor de sancionar a los ejidatarios que impugnen asambleas. Siento que con esta medida lo que se busca es dar manga ancha para la venta irracional de tierras ejidales y garantizar que queden impunes -alerta Aguilar Moo.- J.W.C.Ch.

De un vistazo

Candidato a asesor del ejido

No olvidemos que en la misma asamblea (del domingo próximo) se pretende que se apruebe el nombramiento del polémico Rafael Acosta Solís como representante (jurídico) del ejido de Hunucmá, cargo que seguramente utilizará para comercializar tierras ejidales en condiciones adversas a los ejidatarios, pero benéficas para los especuladores de tierras, considera el ejidatario Víctor Aguilar Moo.

Llamado a ejidatarios

Aguilar Moo hace un llamado a los ejidatarios para votar contra ese nombramiento y contra el acuerdo de coartar la libertad de impugnar las asambleas.




Volver arriba