Aguas negras en mercado

Locatarios: Sólo medio arreglan el edificio en Izamal

Un grupo de personas en el área de comidas del mercado municipal de Izamal, donde rebosó el drenaje y salieron las aguas residuales

IZAMAL.- Con cada lluvia intensa, rebosa el drenaje de aguas sucias del mercado municipal de esta ciudad, en perjuicio de locatarios y clientes porque los pasillos quedan sucios y apestosos.

El caso más reciente ocurrió con la intensa lluvia que comenzó a las 5 de la tarde del lunes 30 de diciembre y que se prolongó hasta la noche.

Al rebosar el drenaje, las aguas negras invadieron los pasillos y, sobre todo, la sección de alimentos.

Algunos personas que se encontraban en el lugar resguardándose de la lluvia comentaron que “esto parecía el río negro, toda las aguas negras salieron con todo y restos de comida, apesta”.

-Luego había gente que aún estaba de paseo por el mercado y, al ver este problema, todos se fueron por el mal olor -relató Francisco Yam, vecino de la ciudad.

-Parecía relleno negro lo que salía del alcantarillado del mercado, sólo que apesta; el mal olor hizo que algunos locales abiertos cierren para que no les perjudique en la comida, mejor se fueron porque no venderían nada con el mal olor -coincidió Martha Gil, de Kantunil.

-Los locatarios, si damos públicamente nuestro nombre, nos acosan por las autoridades, nos vetan, o nos traen represalias -señaló un comerciante del mercado.

-La verdad, ya es mucho el que este mercado sólo lo medio arreglen, demasiado olor insalubre de las aguas negras, están a flote muchos restos de comida.

-Esta tarde la lluvia sacó a relucir lo que es el mercado en sí -afirmó.

Trabajo “mal hecho”

-Esta lluvia, última creo del año, dejó bien sucio el mercado, lleno de aguas negras. Por la gran lluvia, lo estancado en las alcantarillas buscó cómo salir y la verdad se mostró que la última vez que se limpió (el drenaje), hace unos meses atrás, no se hizo bien el trabajo -dijo vez una vendedora de comida.

-Esto es mala imagen para la gente que llega en esta temporada de fin de año.

Hasta hoy no se limpia el drenaje; solo se lanzó agua a los pasillos. Ayer, cómo no llovió fuerte, no rebosó de nuevo.- José C. Pech Ku




Volver arriba