Acusan a la Policía de Tizimín

Acusan a la Policía de Tizimín

Dos hermanos son acusados de roboy torturan a uno

Filiberta y su hijo, Gerardo, quienes denunciaron tortura

TIZIMÍN.- El domingo 19, los hermanos Martín Homero y Gerardo Humberto Loría Poot fueron detenidos en el estacionamiento de una tienda de autoservicio en la calle 50 entre 47 y 45.

Gerardo Loría explica que él y su hermano se dedican a la venta e instalación de cepillos para automóviles desde hace cuatro años. Vienen de Valladolid a esta ciudad para ganarse unos pesos.

Gerardo Loría reconoce con anterioridad la Policía Municipal les dijo que tramitaran un permiso ante el Ayuntamiento para realizar su labor, pero cuando acudieron al Palacio Municipal nadie los quiso atender.

-Con ese argumento nos abordaron los tres policías municpales que nos detuvieron; nos pidieron nuestro permiso y como no lo tenemos, dijeron que nos iban a llevar detenidos.

-No estábamos tomados ni drogados, sólo mi hermano Martín tenía un poco de aliento alcohólico porque fue a una fiesta el sábado por la noche y estuvo tomando hasta la madrugada.

-Al pedirnos los policías que subiéramos a la patrulla lo hicimos por nuestra propia voluntad sin oponer resistencia.

-Al llegar al cuartel de la Policía, me acusaron de robo de motocicletas, tal vez porque tenía en mi poder un casco y una llave de la moto en la que andamos mi hermano y yo en Valladolid.

-Como yo les negué esos hechos, me amenazaron con golpearme para que les dijera la verdad -dice.

-A mi hermano Martín a quien le hicieron las mismas preguntas, con la diferencia de que él le arrojaban agua a la cara con la intención de ahogarle, al mismo tiempo que le propinaban golpes en el abdomen.- Ermilo Alcalá Dávila




Volver arriba