Acusa de tortura a policías

Detenidos por vender en Tizimín dos vallisoletanos

Filiberta y su hijo, Gerardo, quienes denunciaron tortura

TIZIMÍN.- Martín Homero y Gerardo Humberto Loría Poot acostumbran viajar de Valladolid a vender limpiaparabrisas de autos.

El domingo 19 los detuvieron con el argumento de que no tienen permiso del Ayuntamiento para vender.

Se los llevaron a la base de la Policía, donde municipales y estatales los interrogaron y acusaron de robo.

A Martín Homero le arrojaron agua a la cara como para ahogarle y le propinaron golpes en el abdomen.

Al final, los soltaron y les advirtieron que no regresen a Tizimín, según relata Gerardo Loría.- E.A.D.

 




Volver arriba