Portada » Temas »

La educación en línea, otra opción

No hay que cerrarse a las opciones académicas.

La Secretaría de Educación Pública consideró que es un “conformismo” el que algunos jóvenes esperen y se empecinen en ser aceptados en una sola institución, al afirmar que la sociedad ha cambiado y existen ahora un sinnúmero de alternativas, perfectamente válidas, como la educación abierta y a distancia.

La formación que se ofrece, utilizando herramientas como el internet, “no es mala educación”, aseguró, Enrique Fernández, secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Serrano Migallón afirmó que ésa podría ser la alternativa para ofrecer estudios a quienes desean cursar carreras saturadas: “Una opción pertinente y de gran calidad”.

Con ello se prevé atender la demanda de educación superior en todo el país, que ofrece una educación inclusiva e innovadora en las modalidades no escolarizada y mixta.

“Cursar una carrera ya no implica necesariamente viajar a las grandes ciudades buscando una oportunidad vista muchas veces como algo lejano, pero tampoco supone el conformismo de esperar a ingresar en una institución específica para quienes se empecinan en ser aceptados en un solo campus”.

El funcionario explicó que la universidad abierta y a distancia ha permitido la incorporación de personas con incapacidades motrices, auditivas o visuales en el sistema de educación superior, pero también de personas que recuperaron la oportunidad de retomar su formación, por lo que “no pocos alumnos” tiene más de 40 años.

Las alternativas de formación mediante ese modelo en línea “no es una mala educación” y confió en que es una alternativa para los egresados del bachillerato o para quienes dejaron pasar tiempo largo y no pudieron acceder a la educación universitaria.

Planteó que el reto de lograr una cobertura del 40% entre los jóvenes para 2018, implica crear un millón de espacios, por lo que confió en que se puede hacer de manera “inteligente”; primero en las instituciones consolidadas, estatales y federales, antes de pensar en crear instituciones pequeñas, que son más costosas”.




Volver arriba