Portada » Temas »

Tipos de candados

Hay gran variedad de candados.

Una de las mejores formas de asegurar las rejas en el hogar es con candados. No obstante, hay que elegir el candado adecuado.

En ese sentido resulta clave conocer los diferentes tipos de candados.

De combinación: Son los que se suelen usar en los casilleros. Cuentan con un teclado de números y un botón para presionar. En el momento en el que inserte el código correcto, el candado se abrirá y tendrá acceso a sus pertenencias. Sin embargo, este tipo de candados no es nada recomendable para gente olvidadiza ya que batallará a menudo con las claves.

De llave: Son los más habituales y tradicionales, así como los más sencillos. Eso sí, tenga cuidado de no perder la llave o, al menos, tener a mano la que viene de repuesto.

De remolque: Tiene un aspecto similar al de los candados de llave tradicionales, pero no tiene la argolla curva que se desliza en el interior de la cerradura. Esta es recta con una cima metálica, y suele usarse para proteger vehículos o para asegurar remolques a vehículos.

Útiles: Si tenemos la necesidad de usar diferentes tipos de candados pero, no quiere llevar muchas llaves encima, puede usar una sola para todos ellos. Son cómodos, aunque corre el peligro de que si alguien consigue la llave, podrá abrirlos todos.

Ajustables: Son aquellos en los que se acorta o alarga la longitud de la argolla, según las necesidades. Este tipo de candado es muy seguro, especialmente para objetos con medidas y formas no comunes, como las bicicletas.

Como podrá ver, existe un candado para cada necesidad, por lo que no hay razón para no tener sus pertenencias seguras.

 Para más consejos del hogar visite los sitios www.aquiquierovivir.com www.facebook.com/aquiquierovivir, en los que además podrán conocer las opciones de vivienda que le ofrecen Casas Diamante y La Joya Platino.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre




Volver arriba