Portada » Temas »

Lo que no se debe de hacer al decorar

1 / 2


Poner los muebles uno enfrente del otro reduce el espacio de la sala.
La saturación de colores y elementos es un error común.


Decorar el hogar puede parecer fácil al tener las mejores intenciones. Sin embargo, muchas veces se cometen errores al hacerlo, por lo que lo ideal es saber lo que no se debe de hacer al decorar.

Por mucho que desee un estilo concreto, hay que tomar en cuenta los detalles para ver si es realmente factible adaptarlo al hogar.

Los colores conforman un pilar fundamental en la decoración de una casa. No conviene elegirlos sin ningún criterio, sino que hay que intentar que tanto las paredes como los muebles se complementen en perfecta armonía.

Para conseguirlo, primero elija los muebles, y una vez que los tenga, seleccione la pintura adecuada para cada habitación. Muchas veces se hace a la inversa y al final las tonalidades no combinan.

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia en la decoración de un hogar. Los complementos decorativos, como textiles o adornos, son una opción estupenda para darle al hogar el toque que lo distinga del resto, pero no conviene abusar de estos elementos ya que pueden sobrecargar una estancia.

Por otro lado, los espejos tienden a causar el efecto contrario. Potencie el uso de espejos y doten a su casa de mayor sensación de amplitud y luminosidad.

En cuanto a la distribución del espacio, no hay que perder de vista que el objetivo fundamental es la funcionalidad.

En el salón, un error decorativo muy común es el de situar dos sofás uno frente al otro, lo que resulta poco práctico al formar un pasillo muy incómodo.

Sin embargo, tampoco es aconsejable colocar todos los muebles pegados a las paredes, ya que puede hacer que la habitación parezca aburrida.

Se trata de buscar un término medio, en el que se combinen los muebles situados junto a las paredes con objetos colocados en otros espacios de la sala, pero que no supongan un obstáculo.

El pasillo también es un elemento importante, ya que conecta las diferentes estancias de la casa. Un pasillo vacío transmite una sensación de sobriedad y aburrimiento.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre

 




Volver arriba