Portada » Temas »

Limpieza de la freidora

Con unos consejos la limpieza de la freidora resultará sencilla.

El abundante uso del aceite en la freidora para preparar platillos, propicia que el lavado del electrodoméstico resulte muy trabajoso. No obstante, con algunos consejos, la tarea puede ser algo más sencilla.

Los primeros pasos para su limpieza serán desenchufarla, dejarla enfriar y quitar el aceite que tenga en su interior.

A continuación, retire la canastilla de la freidora y déjela un par de minutos en agua caliente y jabón (o detergente para trastes) para que los restos de grasa y alimentos se “despeguen”.

De esta forma le será mucho más fácil quitarlos definitivamente con una fibra.

Para limpiar su interior utilice una espátula para quitar todos los restos pegados.

Después, tan solo eche agua y más jabón y enciéndala para que el agua hierva. También puede echar el agua ya caliente para no tener que enchufar la freidora.

Pasados unos minutos vacíe la freidora y vuelva a echar más agua para aclararla.

Si los restos de comida y grasa no han desaparecido, puede usar bicarbonato de sodio. Mézclelo con agua hasta formar una pasta y expándala por todo el interior de la freidora.

Deje reposar un par de minutos y remueva con agua para que no queden restos.

Otra opción es mezclar agua con vinagre. Esta mezcla actúa como un perfecto desengrasante.

Para más consejos del hogar visite los sitios www.aquiquierovivir.com y www.facebook.com/aquiquierovivir, en los que además podrán conocer las opciones de vivienda que le ofrecen Casas Diamante y La Joya Platino.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre

 



Volver arriba