Portada » Temas »

Las reglas 10 de oro del buen vecino

Convivencia vecinal en Fraccionamiento Diamante.

La buena relación con los vecinos es algo que se tiene que cultivar con una buena convivencia y trato amable. Para ello, siga las 10 reglas de oro del buen vecino.

1.- Darles la bienvenida o presentarte, en caso de que tu seas el recién llegado, resulta beneficioso a corto y largo plazo. Con sólo conocerte, los vecinos serán más conscientes de que vive alguien a un lado de su casa.

2.- La cordialidad. Por más prisa que se tenga o se esté muy ocupado, procure saludarlos o devolverles el saludo.

3.- Si el vecino le regaló azúcar o café, tenga un detalle simbólico de agradecimiento. En el caso de prestar alguna herramienta u objeto, devuélvalo lo antes posible.

4.- Evita los ruidos innecesarios. Module el volumen de su equipo de sonido y televisión, sobre todo en horarios nocturnos. En caso de que tenga fiesta o reunión, avise con tiempo para que los vecinos tomen medidas o incluso invítelos si lo considera pertinente.

5.- Respete el espacio de a lado. Si va a tener fiesta, pregunte si sus visitantes pueden estacionarse en el frente de uno o varios vecinos ya que no resulta nada cómodo el obstruir la entrada o cochera ajena.

6.-Si rompe algo, repóngalo. Ya sea un vidrio roto por un mal cálculo en un juego de pelota o que su mascota haya roto la bolsa de basura del vecino.

7.- Ofrezca su ayuda cuando sea necesario. Si sus vecinos van a viajar, no está de más que les pregunte si necesitan que alguien recoja su correspondencia o esté pendiente de su mascota o cualquier detalle ante su ausencia.

8.- El tener los números telefónicos de los vecinos resulta de mucha ayuda, sobre todo cuando algunos están ausentes.

9.- Trate todo los temas con calma. Invite a su vecino a tomarse un café o escríbale una carta. Haga lo que sea necesario para discutir asuntos que le molesten o en los que tengan que llegar a un acuerdo como la construcción de las bardas.

10.- Conviva con ellos, aunque sea ocasionalmente. La celebración de las fiestas patrias, la Navidad o algún cumpleaños es una buena oportunidad.

 




Volver arriba