Portada » Temas »

La limpieza de los juguetes

Enseñe a sus hijos a recoger los juguetes para que no se llenen de suciedad.

Tener limpios los juguetes y peluches resulta muy importante en el hogar, pues es una manera de preservar la salud de los más pequeños.

Aunque los juguetes no se hayan caído al suelo o no se vean manchados, recuerde que el polvo y los ácaros estarán siempre presentes en el ambiente.

Por esta razón hay que darle la debida atención a la limpieza de los juguetes, especialmente cuando se trata de bebés o si los niños tienen alergias o padecimientos (asma).

Se recomienda que cada semana se realice una pequeña limpieza de los juguetes con los que se suele jugar de forma habitual.

En el caso de los juguetes de plástico lo más sencillo es que los metan en un cubo con agua templada y jabón suave. El agua algo caliente y la espuma quitarán la suciedad. Después póngalos a secar al sol.

Los juguetes que tengan mecanismos internos es mejor limpiarlos con un paño húmedo con la mezcla de agua y jabón.

A los peluches y vestidos de muñecas colóquelos dentro de una funda de almohada para meterlos en la lavadora. No los mezcle con la ropa común y use detergente líquido concentrado y un suavizante suave. Bastará con un lavado en ciclo corto.

Asimismo, es conveniente limpiar el polvo de la habitación de los hijos, así como el rincón de la casa donde acostumbren jugar.

La mejor forma de tener limpios los juguetes es siempre guardarlos después de jugar con ellos. En ese sentido, es clave enseñarle a los hijos la importancia de levantar todo lo que haya en su cuarto, que no quede nada en el piso y fuera de su lugar.

Para más consejos del hogar visite los sitios www.aquiquierovivir.com y www.facebook.com/aquiquierovivir, en los que además podrán conocer las opciones de vivienda que le ofrecen Casas Diamante y La Joya Platino.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre

 




Volver arriba