Portada » Temas »

La aspiradora como un aromatizador

La aspiradora puede servir para aromatizar.

Un hogar con buen aroma nos trasmite una sensación de limpieza y frescura. Para conseguirlo se pueden utilizar velas aromáticas, ambientadores y perfumes. Lo que quizás no saben es que existe un truco para aromatizar con la aspiradora.

Lo primero que va a necesitar es papel de cocina absorbente o una toallita, los cuales empapará de la fragancia que más le guste.

Las ideales son aquellas con esencia de frutas, como la manzana y la naranja, también aromas a limón o incluso olores florales como la rosa. Todos estos olores aportan a la casa un aroma que transmite frescura y limpieza.

Una vez rociado el papel de cocina o toallita, introdúzcalo en el interior de la aspiradora, justo en el compartimento de la bolsa. De esta forma, cada vez que encienda la aspiradora no desprenderá el típico olor a polvo.

Para que este truco funcione es importante cambiar la toallita cada vez que utilice la aspiradora.

Por otra parte, recuerde que al limpiar no puede aspirar cualquier cosa. Para evitar malos olores en su interior, evite aspirar líquidos y restos de comida.

Esto podría originar moho en la bolsa, lo que con el tiempo provocará mal olor.

El pelaje de animal también desprende un olor muy fuerte, por lo que es aconsejable que se cambie la bolsa con mayor frecuencia.

Y por último, limpie los filtros cada poco tiempo para el buen funcionamiento del motor y las salidas de aire.

Nota con información del sitio hogarmapfre.com

 




Volver arriba