Portada » Temas »

Enfriamiento rápido de las bebidas

Las bebidas bien frías son indispensables en las reuniones en el hogar.

Las visitas imprevistas o demasiados invitados en una fiesta o reunión pueden propiciar que falten bebidas frías en el congelador.

La solución más típica es ponerle hielos a las bebidas, pero esto solo resulta factible con los refrescos, pues para una cerveza o champaña no es adecuado.

El problema también puede ser que, aunque tenga hielo, no haya suficiente para todos.

Por ello, mejor eche mano de un truco muy eficaz que resolverá este problema independientemente del tipo de bebida que desee enfriar.

Para ello, necesita un gran recipiente, además de sal, hielo y agua.

El primer paso será echar en el recipiente mucho hielo y después agua. A continuación, meta sus bebidas, de preferencia latas, y eche un gran puñado de sal.

Tan sólo debe esperar unos dos minutos para que las latas queden completamente frías.

La sal es un compuesto que tiene la capacidad de cambiar las propiedades químicas del agua y, por esta razón, consigue que se enfríe a una gran velocidad.

La sal necesita agua para disolverse y el agua, al convertirse en salada, cambia el punto de solidificación que posee el hielo. De esta manera, este proceso provoca que el hielo se derrita más rápido y por tanto se genera la aceleración del enfriado.

Lo recomendable es que si tiene un gran recipiente, eche dos puñados de sal por cada 10 kilos de hielo que vaya a utilizar para que este método tenga un efecto óptimo.

Para más consejos del hogar visite los sitios www.aquiquierovivir.com www.facebook.com/aquiquierovivir, en los que además podrán conocer las opciones de vivienda que le ofrecen Casas Diamante y La Joya Platino.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre




Volver arriba