Portada » Temas »

El mantenimiento del tapete de la entrada

 

Los tapetes de la entrada suelen ensuciarse con facilidad.

El tapete de bienvenida o felpudo es un elemento de la casa que suele ser sometido a “malos tratos” debido a que está en el paso de todos y muchas veces sirve para limpiarse los zapatos antes de entrar a la casa, sobre todo si se es el visitante.

Por ello, es importante el mantenimiento del tapete de la entrada del hogar.

Para empezar, no deje pasar tanto tiempo, pues el tapete se ensuciará más rápido de lo que cree, sobre todo en épocas de lluvia ya que corre el riesgo de enlodarse.

La limpieza básica consiste en aspirar y sacudir el felpudo. Cuando haya realizado este paso, mezcle agua caliente y una taza de detergente de lavavajillas, además de una cucharada sopera de amoniaco.

Entonces, moje un cepillo en el líquido y limpie el felpudo para luego dejarlo secar.

Otro truco para limpiarlo es utilizar una mezcla de sal y amoniaco y luego pasar el cepillo mojado por todo el felpudo.

También puede colocar sobre el felpudo posos de café húmedos que después cepillará con fuerza para eliminar los residuos.

Para que el tapete se mantenga en perfecto estado, se recomienda limpiarlo al menos una vez a la semana con la aspiradora y, después, una vez cada tres meses lavarlo más a fondo con alguno de los trucos ya mencionados.

Para más consejos del hogar visite los sitios www.aquiquierovivir.com www.facebook.com/aquiquierovivir, en los que además podrán conocer las opciones de vivienda que le ofrecen Casas Diamante y La Joya Platino.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre



Volver arriba