Portada » Temas »

Cómo recuperar la potencia de la aspiradora

Hay que revisar y limpiar periódicamente la aspiradora y sus aditamentos.

Con el paso del tiempo es común que la aspiradora del hogar pierda potencia y no tenga la misma capacidad succionadora que cuando estaba nueva. Esto se refleja en la efectividad en la limpieza al no poder aspirar zonas difíciles.

Por ello, siga estas recomendaciones para que su aspiradora vuelva a funcionar como siempre.

En ocasiones, con una simple revisión del aspirador podrá localizar qué es lo que falla y sustituir la pieza.

Si nota que el aparato no tiene la misma potencia, lo primero que debe hacer es revisar todas sus partes empezando por el tubo y continuando por la escobilla y la bolsa.

A veces se producen grietas o pequeños agujeros que hacen que el aire se escape por ellos con la consiguiente pérdida de potencia.

Si este es el caso, tendrá que arreglarlo mediante un parche o directamente cambiando la pieza dañada. Un truco para localizar el lugar exacto por donde se escapa el aire es cortar una tira de papel e irla pasando despacio junto al tubo o la pieza en la que sospeche que se filtra aire, hasta que se mueva a causa de la fuga.

Otra de las causas más comunes por las que el aspirador puede perder potencia es por la suciedad que se acumula tanto en el filtro como en la bolsa, que habrá que cambiar y vaciar regularmente.

Uno de los errores que se cometen es el de únicamente vaciar la bolsa, cuando lo correcto es también sacudirla e incluso limpiarla sumergiéndola en agua templada con vinagre. Gracias a esto eliminará el polvo que queda acumulado.

Por último, es muy posible que el problema venga de la correa de transmisión ya que, con el uso continuado de la aspiradora, se va desgastando y por tanto pierde potencia.

Bastará con cambiarla o llevarla a un servicio de reparaciones si no se siente capacitado para la tarea.

Nota con información del sito Hogar Mapfre

 




Volver arriba