Portada » Temas »

Cómo ordenar los documentos en el hogar

Revise periódicamente sus documentos y tire los que ya no tengan validez.

En el hogar hay un espacio, que puede ser un cajón o incluso una parte del clóset, destinado a guardar todo tipo de papeles y documentos que pueden ser necesarios en el futuro.

Normalmente, se trata de facturas, estados de cuenta bancarios y de tiendas departamentales o contratos laborales, los cuales nunca se sabe cuándo se los pueden pedir.

Por ello, es importante llevar un orden, pues de lo contrario uno se puede perder en un mar de papeles. Y es que, muchas veces, se guardan documentos que ya no nos sirven para nada. Esto, por desconocimiento o sin darse cuenta al haber una seria acumulación.

Lo ideal es separar la documentación en tres tipos: de corto plazo, de largo o mediano plazo, y los imprescindibles para los trámites.

Corto plazo: Algunos documentos se podrán tirar en un plazo relativamente corto de tiempo, debido a que dejan de ser válidos.

Medio o largo plazo: los registros de propiedades o los contratos se deben guardar durante un período largo de tiempo.

Imprescindibles: Se trata de documentos de uso reiterado como su acta de nacimiento y las de todos los familiares, cédula profesional y toda su documentación académica.

De esta manera, podrá, cada tres meses por ejemplo, ir limpiando el montón de los de a corto plazo, mientras que los de a medio plazo se revisarán cada año.

En los papeles a corto plazo, coloque todo tipo de recibos, luz, agua, gas, etc.. También los estados de cuenta bancarios entran en esta categoría.

Entre los papeles para revisar a medio plazo, es conveniente guardar las garantías de todo aquello que haya comprado hasta que se cumpla el período de pagos.

En los imprescindibles también están las escrituras de las propiedades y las pólizas de seguros.

Nota con información del sitio hogar.mapfre.com

 




Volver arriba