Recomendación por acoso sexual enfrentó a la CNDH y UNAM

Por Leopoldo Hernández

Imagen del vídeo del ataque en la Preparatoria 9

MÉXICO (Notimex).- Por primera vez en su historia la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lo cual despertó un enfrentamiento entre ambas instituciones.

Se trata del documento 45/2013 por el caso de una menor de edad, estudiante de la Preparatoria 9, que fue víctima de acoso sexual por parte de un profesor de física.

En la recomendación, la CNDH da cuenta de la violación de los derechos humanos a la integridad y seguridad personal, al desarrollo social, a la educación, a un trato digno, así como el límite al acceso a la justicia de la víctima.

Indicó que, tras un procedimiento de investigación, la casa de estudios resolvió rescindir el contrato individual de trabajo del maestro agresor.

“Sin embargo, no existe constancia de que la Oficina del Abogado General haya dado vista de los hechos a la Contraloría de la UNAM, lo que provocó que los agravios queden en la impunidad”, señalaba el organismo en un comunicado.

Al respecto, la casa de estudios descartó que en el caso de la estudiante acosada exista impunidad y lamentó los señalamientos contra la Oficina del Abogado General, quien aseguró que ha ofrecido apoyo a la víctima, por lo que manifestó que “sorprenden las afirmaciones de la comisión, que faltan a la verdad”.

“Desde el levantamiento de la averiguación previa, la universidad ha contribuido con datos para su integración tanto en el terreno del fuero común como cuando el expediente fue remitido a la instancia federal en la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres, hoy en curso”, respondió la UNAM en un comunicado.

Ante la polémica desatada entre ambas instituciones, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, sostuvo en entrevista durante la presentación del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2012 que la UNAM abandonó a la menor víctima.

“Hemos estado en pláticas lo mismo con la niña y su mamá, y me comentaban que no habían tenido ningún contacto con autoridades de la propia universidad, más allá de algunas llamadas que fueron formuladas”, dijo en su momento.

La exposición mediática del caso originó que otra alumna de la UNAM acudiera a la CNDH a presentar una nueva queja por la presunta agresión de la que fue víctima, a manos de un maestro de esa institución.

El organismo nacional informó que supuestamente “se trata del mismo docente” que agredió a una estudiante de la Preparatoria 9, lo que motivó la recomendación 45/2013 dirigida a la universidad.

“Dicho profesor tenía antecedentes por ese tipo de conductas, pero no ha sido sancionado administrativa ni penalmente, lo que ha provocado que los agravios queden en la impunidad”, reiteró la CNDH.

La UNAM, a través de un comunicado, informó sobre la aceptación de la recomendación y sostuvo que ‘es falso que haya impunidad’.

“Resulta pertinente ratificar a la CNDH que la responsabilidad del expediente está a cargo de la autoridad ministerial y no de la universidad”, indicó.

Sin embargo, el Consejo Universitario de la UNAM, en un pronunciamiento aprobado por la mayoría de sus miembros, consideró que la actitud del organismo defensor de los derechos humanos dañó innecesariamente a la máxima casa de estudios, y manifestó su rechazo.

“Faltó a la verdad porque la universidad no dejó los hechos en la impunidad ni desatendió a la alumna”, aseveró la autoridad de la UNAM.

Al respecto, Plascencia Villanueva lamentó el rechazo del Consejo Universitario a la recomendación 45/2013, a pesar de que el documento fue aceptado por el rector, José Narro Robles.

“Lo veo como una reacción que no corresponde al estándar constitucional de los derechos humanos, la recomendación se acepta o se rechaza, en este caso fue aceptada por el rector, en su momento, se enviaron pruebas de cumplimiento y ahora sin esgrimir un fundamento legal alguno se dice que se rechaza la misma”, declaró.

“Esto evidentemente no sé si sea con el ánimo de inhibir, de intimidar, o cuál sea el objetivo de ello”, concluyó en aquella ocasión el ombudsman nacional.




Volver arriba