2013: De muertes y misterios en Yucatán

Un repaso a las informaciones locales por las que recordaremos el año que termina

La muerte envuelta en polémica y misterio de una joven madre y su pequeña hija de visita en la ciudad, dos explosiones de gran poder destructivo, la primera boda gay en la historia de Yucatán, la caída en Ichmul de un raro objeto espacial y el anuncio de que el Carnaval, la fiesta más popular de la ciudad, se va del Centro a un alejado rincón en el sur protagonizan nuestra cita anual con el recuento de las informaciones locales más relevantes de 2013.

En este ejercicio de síntesis destacan una vez más escándalos de corrupción de funcionarios que destapó Central 9, nuestra Unidad de Investigación. A continuación, por orden cronológico, un recuento de las notas por las que 2013 será recordado…

Boda histórica

avier Carrillo, de 34 años de edad, y Ricardo Góngora de 26, exhortaron a los diputados hagan su trabajo cono debe de ser para que la gente no tenga que pasar por un proceso legal.

El 8 de agosto se celebró la primera boda entre personas del mismo sexo en Yucatán. Los contrayentes, Javier Carrillo Esquivel, de 34 años, y Ricardo Góngora, de 24, contrajeron matrimonio en ceremonia que presidió el juez Reyes Manuel Sosa Nahuat tras recibir el amparo de la justicia federal.
A Javier y Ricardo el Registro Civil del Estado les había negado su solicitud de matrimonio, pero tribunales federales les concedieron el amparo que les permitió casarse legalmente, pese a que el Código Civil y de la Familia del Estado de Yucatán establece que el matrimonio debe concurrir “entre un hombre y una mujer”.

Muerte y misterio

Rossely Yharavy Chan León de Rivera, de 29 años, y su pequeña hija, de tres, comenzaron a sentirse mal en la habitación de su hotel tras un día de paseo familiar. Horas más tarde fallecieron en una clínica. La niña y su madre habían llegado de Campeche ese mismo día —sábado 17 de agosto— con el papá, Javier Rivera Perera, a festejar el cumpleaños de la abuelita.
Se habló entonces de un presunto envenenamiento por consumir alimentos en mal estado e incluso, de manera irresponsable, se acusó a un restaurante local donde la familia había comido.
Cien días más tarde de los trágicos acontecimientos —el 1 de diciembre—, el abogado de la familia informó que “existe la presunción” de que las víctimas murieron debido a una intoxicación letal por fosfuro alumínico —un potente insecticida—, presuntamente inhalado en el Hotel del Gobernador.
El caso sigue abierto.

Lucha en la calle

Durante algunos días de septiembre, cientos de maestros paralizaron el sistema escolar de la entidad al sumarse a las protestas en todo el país contra la reforma educativa y sus leyes secundarias. En hechos sin precedentes —al menos en las últimas décadas— los maestros yucatecos adoptaron estrategias del centro del país y transformaron sus protestas en un movimiento articulado radical, combativo. Los profesores bloquearon carreteras, tomaron la caseta de cobro de la autopista a Cancún, sitiaron el Gran Museo del Mundo Maya durante la visita de Enrique Peña Nieto e instalaron un campamento en la Plaza Principal. Además, suspendieron labores en cientos de escuelas de preescolar, primaria y secundaria de la capital y del interior del Estado.

Bola de candela

Los restos del meteorito caído en la comisaría de Ichmul

Poco después de las ocho de la noche del domingo 22 de septiembre, una bola de fuego acompañada de un estruendo sumió a Ichmul en la oscuridad y el miedo. En la mañana, los pobladores hallaron en el monte extrañas piezas quemadas y numerosos hoyancos. La noticia del “meteorito de Ichmul” recorrió el mundo en cuestión de horas, desató la histeria colectiva y las teorías más asombrosas e inverosímiles, que hablaban incluso de “humanoides” y extraterrestres. Sin embargo, científicos resolvieron el misterio: ni meteorito ni nada parecido, el fenómeno fue causado por la caída de cables de alta tensión, la descarga de miles de voltios formó fulgurita al fusionar piedras con el suelo arcilloso, rico en carbono, óxidos de silicio y aluminio.

Paisaje de guerra

A la una de la tarde del miércoles 23 de octubre, un estruendo cimbró el noreste de la capital yucateca. Una pipa que descargaba gas butano en una tortillería del fraccionamiento Polígono 108 hizo explosión. La onda expansiva, que alcanzó 200 metros a la redonda, lesionó a siete personas —dos morirían más tarde—, incineró cuatro automóviles y dañó varios predios.
Las autoridades acusaron de negligencia a los empleados de Gas Tomza, quienes afrontan un juicio por las muertes de Melissa Baas Chi, de 17 años, y Adolfo Várguez Centeno, de 72. Además, la empresa ha tenido que indemnizar a los afectados.
Fue la segunda explosión en Mérida en 2013: a las 10:30 de la noche del lunes 10 de junio, la acumulación de gas y una chispa del sistema de arranque del compresor de un refrigerador provocaron una deflagración en el restaurante La Nao de China. Pese a la magnitud del accidente, que dañó varios edificios, no hubo víctimas que lamentar debido a que el establecimiento sólo laboraba de día. Meses después las autoridades cerraron el caso por no haber delito que perseguir y devolvieron el derruido edificio a los propietarios.

Trapitos

Consuelo del Carmen Navarrete Navarro, derecha , alcaldesa de Tekax

En reportajes amplios, bien documentados, reporteros de Central 9 —la unidad de investigación de Grupo Megamedia— sacaron a la luz los escandalosos casos de Carmen Navarrete Navarro, alcaldesa de Tekax, y Liliana Araujo Lara, ex presidenta municipal de Tekantó, quienes convirtieron la administración de sus ayuntamientos en prósperos negocios familiares de los que se han enriquecido no sólo ellas, sino también sus esposos, hijos, padres, suegros, cuñados, sobrinos, compadres… A pesar de los múltiples señalamientos de corrupción en su contra y de que incluso hay denuncias presentadas, las llamadas Ivonnes del Sur y del Centro, por su “estilo” de gobierno, gozan de una tranquilidad que ya quisiera cualquier ciudadano que paga sus impuestos.

También causaron la indignación de los lectores nuevas revelaciones sobre Alejandro Menéndez Bojórquez, un cartero y conserje de primaria que se hizo millonario en el sexenio de Ivonne Ortega, quien lo designó secretario de Fomento Agropecuario y Pesquero. Central 9 ha demostrado cómo Menéndez Bojórquez se apropió sin pudor de los recursos destinados a impulsar a los productores del campo. Lejos de temer al castigo que exigen los ciudadanos, el ex funcionario sigue su ostentosa acumulación de bienes y su vida de lujos y excesos.

Del corazón a la periferia

Luego de más de medio siglo de ocupar el corazón de la ciudad, el Carnaval de Mérida, el festejo más popular y tradicional de esta capital, se realizará en 2014 en la periferia, en Xmatkuil. El 13 de noviembre, al anunciar la polémica decisión, el alcalde Renán Barrera Concha aseguró que 17 instituciones de la sociedad civil le presentaron la solicitud para llevar el multitudinario festejo lejos del Centro.
La decisión fue recibida con división de opiniones. Sus críticos objetan que no hubo una consulta a la ciudadanía y que la decisión responde al interés de unos cuantos que ven afectados sus intereses. Lamentan la medida porque, aseguran, impide a quienes gustan del Carnaval divertirse en espacios públicos que también les pertenecen…— Mario Saturnino Durán Yabur

VER VÍDEO: Los cinco hechos locales más relevantes de 2013 en Yucatán




Volver arriba