Cómo hacer gel de baño
Portada » Temas »

Cómo hacer gel de baño

1 / 2


Ponga el gel en botellas de fácil uso.
Ralle y despedace los restos de jabón para hacer el gel.


Se puede crear un gel de baño a partir de una barra de jabón gastada o varios trozos que se han quedado en el lavamanos o en la jabonera.

El primer paso es poner a calentar dos litros de agua hasta que hierva. Si decide usar más cantidad de jabón, debe aumentar también la cantidad de agua según la proporción de 50 gramos por cada litro.

Con esto será suficiente para conseguir un gel de ducha de uso diario, evitando así que la utilización de otros productos químicos pueda provocarle irritaciones en la piel o alergias.

Mientras hierve el agua, ralle la pastilla de jabón hasta conseguir trocitos muy pequeños. Esto es primordial, pues de lo contrario el jabón no se deshará bien al echarlo en el agua caliente.

Cuando el agua y los trozos de jabón estén listos, baja un poco el fuego de la estufa.

Añada el jabón al agua y revuelva lentamente para que no salga mucha espuma. Baje un poco más la temperatura para que no hierva en ningún momento.

Deje la olla en el fuego hasta que vea que no quedan residuos ni grumos de jabón.

Será entonces el momento de apagar el fuego y dejar que el líquido se enfríe hasta que pueda meter la mano sin quemarse.

Por último, llene botellas con el gel y déjelo reposar al menos un día entero para que se espese un poco antes de usarlo.

Nota con información del sitio Hogar Mapfre

 




Volver arriba