Agencias Chrysler, animadas por compra de Fiat

 

NUEVA ORLEÁNS, Luisiana, EE.UU. (AP).— Los distribuidores Chrysler en todo Estados Unidos parecen estar con el acelerador al fondo tras la noticia de que la italiana Fiat SpA completó la adquisición total de la automotriz estadounidense.

Las agencias acudieron el sábado a la convención de la National Automobile Dealers Association (Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles, NADA) en Nueva Orleans, cuatro días después de que Fiat anunciara que compró la última parte de las acciones de Chrysler para que la armadora estadounidense sea totalmente su subsidiaria.

“Creo que (Fiat) lo tiene bien merecido”, opinó Pamela Burger, de Carl Burger Chrysler Jeep Dodge Ram World en San Diego, California. “Ellos nos rescataron de la bancarrota cuando ni siquiera podíamos ser comprados y nos han hecho crecer en más de cinco años… Nos ayudaron a crecer en lugar de quitarnos el dinero y los activos”.

Además, “la calidad es cada vez mejor”. Fiat dirige Chrysler desde 2009 y tenía casi 60% de las acciones de la fabricante estadounidense, pero no tenía el control total hasta que Sergio Marchionne, director general de Fiat-Chrysler, ganó un peleado acuerdo con el fideicomiso controlado por el sindicato que incluía el restante 41,5% de las acciones.

Con el trato cerrado, Marchionne puede presionar para una mayor integración y decidir dónde tendrá sus oficinas centrales la empresa conjunta, dónde cotizará y también cómo se llamará. Clay White, de Starr Motors en Virginia, se congratuló por el liderazgo de Fiat: “Algo que no tuvimos con Cerberus o Daimler. Daimler sólo saqueó el dinero de Chrysler y lo regresó a Alemania. Es mi opinión”.

Chrysler y Daimler-Benz AG se fusionaron en 1998 para formar DaimlerChrysler. Vendida en 2007 a Cerberus Capital Management y renombrada Chrysler LLC, la empresa se declaró en quiebra en el 2011 para poder restructurarse.

Chrysler, con oficinas centrales en Auburn Hills, Michigan, logró su noveno trimestre consecutivo con ganancias en el tercer trimestre de 2013, ganando 464 millones de dólares y apuntalando a Fiat, que está batallando con la debilidad en el mercado europeo. Sin Chrysler, Fiat habría reportado una pérdida trimestral de 340 millones, pero en lugar de eso generó 260 millones de dólares.

“En Sudamérica, Chrysler es visto como un producto de primera”, mucho más prestigiosa que Fiat, dijo Juan Pablo Meivide, distribuidor de la marca italiana en la agencia TOP West SA, en San Justo, Argentina.



Volver arriba