PC Box podrá eludir la protección de Nintendo

BRUSELAS (EFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado hoy que PC Box puede desactivar las medidas tecnológicas de protección de las consolas Nintendo siempre que esto no permita la utilización de videojuegos falsificados o vulnere derechos de autor.

La sentencia dice que “eludir el sistema de protección de una consola para videojuegos puede ser legal en ciertas circunstancias”.

“El productor de la consola sólo está protegido contra esta elusión cuando las medidas de protección instaladas (en sus aparatos) traten de impedir el uso de juegos falsificados”, añaden.

El TJUE se ha pronunciado así a petición del juzgado italiano que lleva el caso de Nintendo contra PC Box.

Esta compañía comercializa consolas originales de Nintendo pero les añade una serie de aplicaciones que desactivan las medidas tecnológicas de protección que vienen instaladas para evitar el uso de copias ilegales de videojuegos.

Nintendo considera que el objetivo de PC Box es eludir la protección de sus juegos, mientras que esta cree que la empresa nipona quiere impedir el uso de software independientes para la lectura de películas o vídeos pese a que estos no son juegos piratas.

El Tribunal ha recordado que los videojuegos están protegidos en la Unión Europea (UE) por la Directiva de derechos de autor, que obliga a los Estados miembros a dar protección jurídica a este tipo de medidas tecnológicas.

Ahora bien, ha aclarado que la norma “trata únicamente de proteger al titular de los derechos de autor contra los actos para los que se exige su autorización”.

“La protección jurídica abarca únicamente las medidas tecnológicas destinadas a impedir o eliminar los actos de reproducción, comunicación, puesta a disposición del público o distribución de las obras no autorizadas por el titular de los derechos de autor”, reza la sentencia.

Además, añade que esta protección no debe prohibir los dispositivos que no persigan fines ilícitos.

Así pues, recomienda al tribunal que lleva el caso a examinar si los aparatos de PC Box se utilizan con frecuencia para leer copias no autorizadas de juegos de Nintendo o si, por el contrario, su uso habitual no vulnera los derechos de autor.

Además, le insta a comprobar si Nintendo podría instalar otras medidas tecnológicas para proteger los derechos del titular con la misma eficacia pero provocando menos interferencias en las actividades de terceros.




Volver arriba