Sony y Samsung, frente a frente

Los gigantes de la electrónica miden fuerzas en Berlín

BERLÍN (EFE).- Samsung y Sony hacen alarde de potencia tecnológica en Berlín, donde ayer mostraron las “phablets” Galaxy Note 4 y Note Edge, el casco de realidad virtual Gear VR, los smartphones Z3 y Z3 Compact, y relojes inteligentes.

Tanto la firma surcoreana como la japonesa acudieron a la capital alemana a demostrar que son capaces de innovar en la competitiva gama más alta de los dispositivos móviles, pero también de que no tienen miedo de probar suerte en nuevos campos.

Una lucha de gigantes que, cuando faltaban dos días para que empezara oficialmente la Feria Internacional de Electrónica de Consumo (IFA), dio entidad al evento, que brilla más por la movilidad que por la tradicional electrónica de consumo.

Samsung renovó su “phablet” -una categoría que inventó- y mostró la Note 4, con marco de aluminio. Cuenta con sensor de huella dactilar, pesa 176 gramos, mide 8.5 milímetros de grosor y se comercializará en blanco, negro, rosa y dorado.

Sony acudió a Berlín con un catálogo de productos de gama alta renovado que da una vuelta de tuerca al diseño, los hace más compactos e incorpora colores.

El nuevo buque insignia de Sony Mobile, el Xperia Z3, cambia ligeramente su diseño, mejora el sensor de imagen y promete optimizar el consumo de batería hasta los dos días. Llegará en nuevo color, el bronce, que se añade a los clásicos blanco y negro.

Una característica destacada en las nuevas propuestas de Sony es la posibilidad de convertirse en pantallas de PlayStation alternativas a la televisión, gracias a la función Remote Play.

De un vistazo

Para llevar

La tecnología vestible es una de las invitadas principales.

Conectado

En esta categoría Samsung lanzó el Gear S, dispositivo de pantalla curva de dos pulgadas con sistema operativo Tizen. Su característica más destacada es la conectividad 3G, de manera que el usuario podrá recibir y contestar llamadas y mensajes aun lejos de un smartphone.




Volver arriba