Proteger cualquier dispositivo, reto para la seguridad en línea

Proteger cualquier dispositivo, reto para la seguridad en línea.- Imagen de internet

Proteger cualquier dispositivo, reto para la seguridad en línea.- Imagen de internet

MÉXICO (Notimex).- Para el año 2020, se prevé que 200 mil millones dispositivos estén conectados a Internet, no sólo computadoras, celulares o tabletas, sino aparatos como automóviles, cámaras o electrodomésticos.

Este fenómeno, que se conoce como Internet de las Cosas, que consiste básicamente en que todas las cosas tengan conexión a Internet en cualquier momento y lugar, es el principal reto de la seguridad en línea para el futuro.

De acuerdo con un comunicado de la firma software de seguridad para internet, CheckPoint, prácticamente cualquier aparato se volvería susceptible a ser intervenido o atacado por los criminales.

En su lista de amenazas previstas para este año, están los criminales que buscan explotar dispositivos y electrodomésticos inteligentes para recaudar información personal y lanzar ataques.

Y es que si bien el Internet de las cosas permite tener un mundo mejor conectado y más eficiente, también provee a los criminales de una red mejor conectada y más eficaz para lanzar ataques, enfatizó la empresa de seguridad en internet en un comunicado.

Ejemplos de esta amenaza son los vehículos autónomos como automóviles o aviones teledirigidos, pues al ser robots y depender de sensores para funcionar, cualquier hacker puede tomar el control del vehículo y proporcionarle información falsa de ubicación, velocidad y proximidad de otros objetos.

De la misma manera, continúa CheckPoint, los dispositivos de seguridad en casa, tales como cerraduras inteligentes, pueden ser hackeadas y proporcionar acceso a los criminales a nuestros hogares.

El reto para el futuro es entonces proteger a todos los dispositivos, especialmente los caseros, que fueron instalados en tiempos donde no había amenazas cibernéticas, y se conectan mediante protocolos inseguros.

Asimismo, muchos de los aparatos tienen una capacidad de procesamiento limitada y no pueden correr soluciones antimalware convencionales.

En este contexto, la compañía recomendó que al igual que con las redes Wi-Fi del hogar, deben cambiarse las claves y configuraciones de los dispositivos para asegurar que no queden abiertos a ataques.

Los negocios deben también aplicar las últimas actualizaciones y parches para cerrar vulnerabilidad e implementar capas de seguridad, pues en caso de que una capa sea violada, la siguiente pueda detener el ataque, puntualizó la empresa de seguridad en línea.



Volver arriba