El lenguaje “SMS“ no daña ortografía de estudiantes

El lenguaje “SMS“ no daña ortografía de estudiantes

El lenguaje “SMS“ no daña ortografía de estudiantes

La redacción de mensajes de texto en el teléfono celular (SMS), utilizando contracciones y alterando las palabras para ahorrar espacios, no empeora la ortografía de los adolescentes, según publica un estudio científico difundido por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS).

Esta investigación se opone a la idea regular que ahorrar espacios y mal escribir en los mensajes de texto lleva a que los adolescentes cometan luego más faltas de ortografía al escribir.

Este tipo de escritura se ha extendido a través de los varios canales de comunicación que se usan en la actualidad, como los distintos servicios de mensajería o redes sociales.

“Al contrario de los temores que se expresan a menudo, los buenos estudiantes son quienes utilizan muchos ‘textismos’, en ruptura con el código tradicional, mientras que los menos buenos no utilizan tanto”, resume el CNSR en un comunicado en el que da cuenta del estudio, publicando en la revista científica Journal of Computer Assisted Learning.

Investigadores analizaron 4,524 mensajes de texto de la vida cotidiana de 19 jóvenes franceses de 12 años que ni tenían ni utilizaban teléfono móvil antes.

Durante un año, los científicos fueron clasificando los SMS que enviaban los jóvenes en función de su densidad de “textismos”, es decir, de palabras adaptadas a la escritura corta de un mensaje de texto, al tiempo que distinguían entre los que se asemejan a las palabras de origen y los que no.

Según explicaron, el estudio demostró que “la práctica de los SMS o mensajes de texto no tiene influencia en la ortografía de los estudiantes” sino que es “su nivel en ortografía el que determina el tipo de faltas presentes en los mensajes”, indicó el CNSR.

En el comienzo del estudio, es el nivel en ortografía tradicional de cada niño el que determina la forma de los menajes que envía, y no a la inversa.

Los investigadores concluyeron que un año más tarde, en el final del estudio, no existe “ningún vínculo entre el nivel en ortografía tradicional y los SMS enviados”, salvo el hecho de quienes más adaptan su escritura al lenguaje de móvil son los jóvenes que mejor nivel tienen en ortografía tradicional.—Redacción multimedia. Con información de infobae.com




Volver arriba