El celular requiere modales

Los adultos deben observar normas básicas con el celular

El otro día me contaron un chiste cortito: Pepito estaba en la escuela y la profesora dijo: “Niños, ahora que lleguen a su casa van a abrazar a su mamá porque ella los cuida, los arrulla, los entretiene y está con ustedes las veinticuatro horas del día”. Pepito llegó a su casa corriendo y se fue directamente a la televisión y la abrazó.

Esto lo podríamos extrapolar al celular, porque éste es para jóvenes y adultos como la televisión para Pepito. Pero Pepito es pequeño y no sabe de buena educación ni de buenos modales. Los adultos se supone que sí y por eso debemos saber usar el celular dentro de unas normas básicas de conducta, etiqueta y buenos modales.

El celular entretiene. Leo en el periódico: “Víctimas de la canícula”. Y se ve a una vendedora protegiéndose del sol y mirando su celular, o sea, no hay clientela y está entretenida y está bien, lo malo es que a veces están tan entretenidas con el teléfono que hasta pierden clientela.

Me ha pasado entrar a una tienda, la dueña hablando por teléfono y ni siquiera dice buenos días, buenas tardes, ni se molesta en saludar cuando el saludo es esencial en los buenos modales, no hay nada más grosero que no saludar a alguien.

En países como Alemania y en Estados Unidos han obligado a sus empleados a desconectarse de las redes sociales durante ciertos horarios y Francia está a la espera de la aprobación de una ley que permitiría desconectarse tras haber cubierto el máximo de 13 horas diarias que marca la ley.

Seamos cautos y aprovechemos estos días de asueto para desconectar las redes sociales en beneficio propio porque, si bien son una magnífica forma de entretenimiento, también absorben mucha parte de nuestro tiempo, descuidando a veces a nuestros hijos, nuestro hogar, nuestro trabajo y hasta nuestra propia vida social.

—–

*) Diplomada en protocolo y organización de eventos, y artista plástica. Correo: [email protected]




Volver arriba