El Papa, popular en las redes

Más de 11 millones de seguidores tiene en la red Twitter

El papa Francisco, durante su bendición a la Ciudad y al Mundo, desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, en fotografía del miércoles pasado difundida por el diario "L'Osservatore Romano"

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El papa Francisco superó ayer la barrera de los 11 millones de seguidores distribuidos en sus nueve perfiles lingüísticos de la red social Twitter, el segundo líder mundial con más simpatizantes después de Barack Obama.

En su más reciente mensaje, ayer en la mañana, el Sumo Pontífice publicó: “Que la alegría del Evangelio esté siempre en sus corazones, especialmente en este tiempo de Navidad”.

La cuenta @Pontifex en sus diversos idiomas ha cosechado, hasta ahora, 4.415,526 seguidores (en español), 3.441,090 (inglés), 1.388,536 (italiano), 909,450 (portugués), 224,069 (francés), 195,523 (latín), 163,179 (alemán), 158,764 (polaco) y 103,920 (árabe).

También ayer el Papa aseguró que Europa necesita del empeño, la valentía y la fe de los jóvenes para superar los momentos difíciles que vive. Esto en un mensaje enviado a los participantes en el 36 encuentro europeo juvenil promovido por la Comunidad Ecuménica Taizé, que comenzará hoy y se extenderá hasta el 1 de enero en Estrasburgo (Francia).

“Ustedes son conscientes que la división entre los cristianos representa un gran obstáculo para la realización de la misión confiada a la Iglesia y que la credibilidad del anuncio cristiano sería mucho más grande si los cristianos lograran superar sus divisiones”, escribió.

El obispo de Roma dijo compartir la convicción según la cual es posible aprender mucho los unos de los otros y deseó que a través del testimonio de los jóvenes el espíritu de paz y de reconciliación evangélicos puedan difundirse a todos.

Por otra parte, el papa emérito Benedicto XVI visitó ayer al papa Francisco en la residencia vaticana en la que el Pontífice reside, la Casa Santa Marta, donde sostuvieron un almuerzo.

Según informó Radio Vaticano, Benedicto XVI quiso devolver la visita y aceptar la invitación de su sucesor, después de que Francisco le propusiera un almuerzo juntos en la Casa Santa Marta durante el encuentro que ambos mantuvieron el pasado día 23, en la que pudieron felicitarse por la Navidad.

En esa ocasión fue Francisco quien se desplazó para reunirse con el Papa emérito hasta el monasterio vaticano Mater Ecclesiae, donde Benedicto XVI vive desde el pasado mayo, tras hacerse efectiva su renuncia al Pontificado a finales de febrero.

En el almuerzo de ayer estuvieron presentes también el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, el arzobispo Dominique Mamberti, así como el asesor para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, monseñor Bryan Wells.

Varias han sido las ocasiones en las que Francisco y Benedicto XVI se han reunido desde que el pasado marzo el argentino Jorge Mario Bergoglio, hasta entonces arzobispo de Buenos Aires, fuera elegido en cónclave como nuevo jefe de la Iglesia Católica, en sustitución del alemán Joseph Ratzinger.La última ocasión hasta ahora había sido el pasado 23 de diciembre, cuando Francisco visitó al papa emérito en el monasterio en el que reside, en cuya capilla ambos pudieron rezar juntos y mantuvieron una conversación privada de media hora de duración.El primer encuentro tuvo lugar el pasado 23 de marzo, en esa ocasión en el palacio pontifico de Castel Gandolfo (sur de Roma), donde el recién elegido Francisco almorzó con el Papa emérito en una visita de casi tres horas.

Francisco | Tecnología

El Papa Francisco, un imán para las redes sociales

Gran comunicador

“Este Papa vive la lógica de la comunicación actual, propia de las redes sociales”, afirmó el sacerdote Antonio Spadaro, director de la revista La Civiltá Cattolica.

La lógica de red social

“‘El Papa no se deja fotografiar sino que pide ser fotografiado junto a los demás. De esta manera convierte en actores a aquellos que están ahí sólo en teoría para retratarlo. Casi una lógica de red social”




Volver arriba