Bebé revive en los brazos de su madre

Kate y David Ogg con el pequeño Jaime, que revivió pocas horas después de nacer

Una conmovedora historia se ha vuelto viral en estos días en las redes sociales.

Kate y David Ogg, de nacionalidad australiana, se preparaban para el nacimiento de sus mellizos, Emil y Jaime, sin imaginar que su llegada sería diferente y algo sorprendente.

Llegado el día, Kate acudió de emergencia al hospital, pues su embarazo, en ese momento de 27 semanas, llegaba a término. Por el poco tiempo de gestación de los menores hubo algunas complicaciones Los médicos lograron estabilizar a Emil, sin embargo, tras varios minutos y amplias maniobras de resucitación, Jaime fue declarado muerto.

Kate pidió a los médicos le permitieran abrazar unos minutos a Jaime, con la idea de poder despedirse de su pequeño hijo. La joven colocó al niño sobre su pecho, para que escuchara el latido de su corazón y el bebé se sintiera seguro, después comenzó a acariciarlo, hablarle, cantarle y junto con su esposo David, le contaron a Jaime todas las cosas que esperaban realizar con él. Minutos después el bebé comenzó a dar señales de vida.

Los médicos indicaron a la pareja que las pequeñas señales y movimientos que realizaba Jaime eran solamente reflejos, sin imaginar la sorpresa que el bebé les daría a todos, al abrir los ojos, sostener el dedo de su padre. Esto sucedió hace aproximadamente 4 años, sin embargo, como muchas historias en internet ha retomado viralidad.

A continuación una entrevista realiza a Kate y David Ogg.




Volver arriba