Profesional del videojuego

Transforma su pasión en oficio muy rentable

Carlos Rodríguez, “Ocelote”, estrella mundial de los videojuegos.

BUENOS AIRES (EFE).- Con sólo 23 años de edad, el español Carlos Rodríguez, conocido como “Ocelote”, es una estrella mundial de los videojuegos, “una pasión” que le reporta unos beneficios superiores a 800,000 dólares al año y miles de seguidores en las redes sociales.

“Ocelote” visita estos días Buenos Aires para promover la primera final argentina del campeonato de “League of Legends”, el videojuego en línea más jugado del mundo, en el Teatro Metropolitan de la capital argentina.

“Empecé a jugar un poco más que la media de los chicos, a los 16 años de edad. Antes jugaba tres horas al día y empecé a jugar cinco o seis; ahí me di cuenta de que era mejor que el resto”, manifiesta Rodríguez.

Gana entre 800,000 y 960,000 dólares al año, tiene su propio modelo de una importante marca de zapatos, es imagen de numerosos anuncios publicitarios y logró convertir un pasatiempo habitual para los jóvenes de su edad en una profesión altamente rentable.

“Los ingresos provienen de los premios por conquistar torneos y de los anuncios que hago, que pueden ser desde bebidas hasta ropa”, señala “Ocelote”, para quien, sin embargo, lo importante no es la retribución económica, sino la pasión con la que realiza su trabajo, según afirma.

Estratega | Semblanza

Otros datos acerca de Carlos Rodríguez, “Ocelote”, estrella mundial de los videojuegos.

Entrenamiento

“Ocelote” invierte entre seis y doce horas diarias para “estar dentro de la partida”, mejorando sus “reflejos, visión panorámica o habilidad mecánica”, pero todo depende de si tiene “torneos cerca o no”.

Actividades

Ve repetidamente sus partidas y las de sus oponentes para desarrollar estrategias, una técnica a la que suma la actividad deportiva y la lectura, ya que ambas le ayudan a tener “la cabeza y la mente sanas”.




Volver arriba