Ven riesgos de tipo social por uso excesivo de Internet

Ven riesgos de tipo social por uso excesivo de Internet

MÉXICO (Notimex).— Marco Antonio Rigo Lemini, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, advirtió sobre el riesgo de que los jóvenes sustituyan o abandonen sus actividades cotidianas, relaciones cercanas y presenciales, por navegar en Internet.

El especialista expuso que en México los jóvenes dedican cinco horas diarias, en promedio, a navegar en la red y si por esa afición pierden interés en asuntos familiares, vida social, convivencia con amigos, contacto con la naturaleza o actividades escolares puede considerarse excesivo el empleo de ese tipo de tecnologías.

En un comunicado, señaló que los usos de Internet con fines de entretenimiento, juego, comunicación personal, participación en redes sociales, expresión artística y exploración libre son auténticos y valiosos para quienes los viven en primera persona.

Asimismo, pueden resultar formativos o enriquecedores si no devienen en situaciones adictivas, vandálicas o imprudentes, por lo que no debieran satanizarse o prohibirse de manera automática y acrítica.

Planteó que de manera independiente de que se utilicen como medios y no como fines, las nuevas tecnologías de la información y comunicación tienen un papel central y decisivo en las tareas de enseñanza y aprendizaje y deben constituir herramientas pertinentes para el logro de valores curriculares y didácticos relevantes.

Explicó que esos dispositivos, programas y recursos pueden contribuir a la mejora educativa al desarrollar competencias para el pensamiento crítico, la creatividad, la solución de problemas, la toma de decisiones y la gestión de proyectos, así como el fomento de una conciencia ética, ecológica y social.

Rigo Lemini sostuvo que de esa manera se contribuye a que los alumnos sean más estratégicos y autónomos, comprensivos y emocionalmente inteligentes.

Subrayó que los docentes pueden favorecer la apropiación adecuada de esos avances técnicos entre sus alumnos al guiarlos en búsquedas documentales que les permitan conseguir el empleo razonado y pertinente de la información obtenida en la red como complemento de la conseguida a través de otras fuentes.

Sin embargo, remarcó, también puede considerarse excesivo el promedio de cinco horas diarias en línea de actividad no académica de los jóvenes mexicanos de entre 12 y 24 años.

De ahí ‘la necesidad de fomentar su participación en actividades culturales, deportivas, sociales, comunitarias y familiares fuera de la red para equilibrar y dar sentido y significado a las que se producen dentro de ésta’, remarcó el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).




Volver arriba