Dotcom asegura que la agencia de espionaje neozelandesa borró pruebas

SÍDNEY (EFE).— El informático alemán Kim Dotcom, requerido por EEUU por supuesta piratería informática, asegura que una agencia de espionaje neozelandesa borró información vinculada a uno de los procesos judiciales que afronta, informaron hoy medios locales.

Los abogados de la fiscalía neozelandesa admitieron que la Oficina Gubernamental de Seguridad en las Comunicaciones (GCSB) espió ilegalmente al informático pero borró esa información, según dijo Dotcom al diario “New Zealand Herald”.

El fundador del clausurado portal Megaupload buscó acceder a esa información para incluirla en la demanda contra la GCSB pero la Fiscalía le ha propuesto a cambio incluir la información “que aún se puede recuperar”.

El equipo de Dotcom considera que la eliminación de los archivos supone un desacato a la ley porque las partes están obligadas a mantener el material relevante si hay un litigio de por medio.

Pero el primer ministro, John Key, dijo que las regulaciones de la GCSB exigen que la “inteligencia en bruto” sea borrada tan pronto deje de ser relevante, lo que llevó a Dotcom a denunciar al jefe de Gobierno como alguien capaz de tergiversar la verdad.

Dotcom y tres de sus socios, todos actualmente en libertad condicional a la espera del inicio del juicio de extradición previsto para este año, fueron detenidos en enero de 2012 en Nueva Zelanda dentro de una operación internacional del FBI contra Megaupoload.

El vasto operativo policial incluyó la confiscación de bienes, la congelación de cuentas, el cierre del portal de descargas y otras detenciones en Europa.

La GCSB, que participó interviniendo las comunicaciones de Dotcom antes del arresto, infringió la ley porque solo tenía potestad para vigilar a extranjeros cuando en esa época el informático alemán tenía permiso de residencia en Nueva Zelanda y debía haber sido tratado como un nacional más.




Volver arriba