Alemania estudia una mayor regulación de Google para frenar su dominio

 

BERLÍN (EFE).- El Gobierno alemán se propone impulsar una mayor regulación de Google, entre otros consorcios de internet, para tratar de evitar posibles abusos derivados de su posición dominante en el sector digital.

En este sentido se pronunciaron tanto el ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, como el titular Interior, el conservador Thomas de Maizière, éste último a punto de emprender viaje a Estados Unidos.

En un artículo de opinión publicado hoy en el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung”, Gabriel considera que debe analizarse si Google está “arrinconando”, de facto, a sus rivales en el sector y si vulnera con ello las reglas de la competencia.

En declaraciones al diario económico “Handelsblatt”, De Maizière expresó su preocupación por la “sobredimensión” adquirida por Google y apuntó a que la crisis financiera evidenció ya los peligros que entrañan las posiciones de dominio en un determinado sector.

El ministro de Interior viajará el próximo lunes a Washington y tiene previsto reunirse con responsables de empresas tecnológicas para analizar cuestiones como la protección de datos personales y la seguridad en internet, a la luz del escándalo del espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense.

Las declaraciones de ambos ministros se han encontrado ya con los recelos de la Autoridad de la Competencia alemana, cuyo presidente, Andreas Mundt, recordó hoy que el tamaño de un consorcio, en sí, “no puede estar prohibido”, aunque sí el abuso.

El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, rehuyó responder si el propósito de Gabriel cuenta con el respaldo de la canciller Angela Merkel y se limitó a señalar que ésta “está al corriente” del “intenso trabajo” de su ministro en el ámbito del sector digital.

En su artículo de opinión, el titular de Economía y vicecanciller apuesta también por “frenar el ‘dumping’ fiscal” en que se mueven consorcios como Google, Amazon y Apple, que minimizan sus cargas impositivas desviando parte de sus actividades a paraísos fiscales.




Volver arriba