Ford e Intel desarrollan sistema de reconocimiento facial

Ford también dijo que Mobii permite que un conductor observe el interior de su vehículo a distancia a través de su teléfono móvil.

DEARBORN (EFE).- Ford anunció hoy que está desarrollando con Intel un sistema que permitirá controlar de forma remota a través de teléfonos móviles con cámaras de video el interior de sus vehículos y que incorporará reconocimiento facial para autorizar la utilización del automóvil.

El sistema, denominado Mobii (Mobile Interior Imaging), está basado en la instalación de varias cámaras en el interior del vehículo para permitir ver su interior a distancia a través de celulares y para captar los gestos de los ocupantes del vehículo para activar funciones.

Ford y la fabricante de circuitos integrados Intel presentaron el proyecto hoy durante la conferencia Trend que el productor de automóviles está celebrando en su sede central en Dearborn, en las cercanías de Detroit (EE.UU).

Dan Butler, director ejecutivo de Vehículos Conectados y Servicios de Ford, dijo al revelar el proyecto que Mobii es un paso más en la voluntad del fabricante de automóviles de “personalizar la experiencia” a sus clientes.

Según explicó Butler, entre otras funciones el sistema de reconocimiento facial de Mobii permite que si la persona al frente del volante no es el conductor habitual, el propietario del vehículo reciba una fotografía de su rostro en un teléfono móvil.

Y el propietario puede, a través de una aplicación en el celular, permitir o impedir que el conductor utilice el automóvil.
Ford también dijo que Mobii permite que un conductor observe el interior de su vehículo a distancia a través de su teléfono móvil, “por ejemplo, para comprobar si se ha olvidado algún objeto en el automóvil”.

Las cámaras también permiten que el vehículo sepa si el conductor está sólo o acompañado en el automóvil. En este último caso, Mobii activa un modo de privacidad que limita la información personal, como el calendario o los contactos del celular, que normalmente serán visibles en las pantallas.

Y combinando gestos con comandos de voz, Mobii puede activar servicios como la apertura o cierre del techo solar.

“Nuestro objetivo con la investigación Mobii es explorar cómo los conductores interactúan con la tecnología en el automóvil y cómo podemos hacer esa interacción más intuitiva y predecible” dijo en un comunicado Paul Mascarenas, director técnico de Ford y vicepresidente de Investigación e Innovación de la compañía.

“La imagen en el interior es puramente investigación en este momento pero lo que hemos aprendido nos ayudará a ajustar la experiencia de los clientes en el largo plazo”, añadió Mascarenas.

Hasta ahora, Ford y otros fabricantes de automóviles han utilizado cámaras externas para asistir al conductor, como en la detección de vehículos en los puntos muertos de visión o para advertir de la desviación del vehículo con respecto al carril de circulación.

Ford anunció este martes que el nuevo Ford Edge 2015 contará con una nueva tecnología que consiste en una cámara instalada frontalmente para ayudar al conductor en situaciones de escasa visibilidad.

Butler también dijo que Ford respeta la privacidad de sus clientes y que “pese a los rumores que existen”, el fabricante no controla los movimientos o captura información de sus vehículos.

“Valoramos totalmente la privacidad de nuestros clientes” dijo Butler. “La información sobre los clientes es de los propietarios (de los automóviles). No monitoreamos los vehículos. Y la única vez que la información es transmitida es a petición de los propietarios” explicó Butler.

El alto ejecutivo puso como ejemplo el sistema 911 Assist con el que están equipados unos 7 millones de vehículos de Ford y que automáticamente contacta a los servicios de emergencia en caso de accidente.

Precisamente, la empresa estadounidenses de fabricación de vehículos anunció también hoy que la nueva versión de 911 Assist, que tiene más funciones, empezará a ser instalada en el Mustang 2015.

La versión mejorada del servicio incluye más datos como los airbag activados en un accidente o la velocidad de desaceleración del vehículo en el momento del impacto, lo que permite a los servicios de emergencia prever el tipo y la gravedad de las lesiones sufridas por los ocupantes. EFE




Volver arriba