Firefox discute la posibilidad de introducir publicidad

Violeta Molina

MADRID (EFE).- La decisión de incluir publicidad en el navegador de internet Firefox aún no está cerrada, se está discutiendo su idoneidad y cómo se materializaría, según la responsable de la Fundación Mozilla, Mitchell Baker, que prevé un camino largo antes de alcanzar la conclusión definitiva.

El proyecto “aún no está listo. Tan solo hemos empezado a hablar de ello. Es muy del estilo de la comunidad del código abierto el empezar a discutir algo antes de materializarlo, así recibes retroalimentación. Hay mucho trabajo por delante para definir cómo será esta funcionalidad y qué valor ofrecerá”, ha explicado Baker en una entrevista con Efe.

En febrero, Mozilla anunció que podría incluir algunos anuncios en el navegador web Firefox, lo que contribuiría a su sostenibilidad, un movimiento que recibió numerosas críticas de un sector de usuarios de internet.

Unas semanas después, el responsable de la Fundación Mozilla ha indicado que antes de que se concrete la dirección que se tomará, habrá “una larga discusión en línea”.

La directiva considera interesante la idea de ofrecer a los usuarios contenidos personalizados que les puedan aportar valor, siempre y cuando estos tengan el control de sus propios datos y su privacidad esté garantizada.

Pero Mozilla no sólo piensa en el navegador y como atestiguó hace unos días en el Mobile World Congress, sus mayores esfuerzos los está invirtiendo en Firefox OS, el sistema operativo móvil basado en tecnologías abiertas que comenzó a marchar hace un año.

Presente en 15 países, la Fundación Mozilla espera extender su presencia más allá de Latinoamérica y Europa del Este y llegar a algunos países asiáticos y africanos.

Además, Baker ha precisado que el sistema operativo estará presente en distintos tipos de terminales que diferirán no sólo en funcionalidades, también en precio.

En el MWC, Firefox OS presentó un dispositivo móvil que costará 25 dólares.

“Hemos trabajado muy duro para poner experiencia móvil en manos de los usuarios para los que el poder adquisitivo es la clave de su elección”, ha sostenido Baker.

¿Es el objetivo de Firefox OS el ofrecer teléfonos asequibles?

“El principal objetivo es traer apertura, construir una alternativa abierta en el escenario móvil. Una alternativa en la que el teléfono que te compras, las aplicaciones que te gustan o dónde almacenes la música no limite el resto de decisiones. Si compras un iPhone o un teléfono Android casi cualquier detalle ya se ha decidido previamente para ti”, ha aseverado.

Uno de los puntos flacos de Firefox OS es que no cuenta con la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp.

“Whatsapp es una compañía y como tal toma sus propias decisiones, no somos quiénes para decirle lo que ha de hacer. Pero tenemos esperanza. A medida que más gente utilice nuestro producto éste se hará más y más atractivo”, ha advertido y ha añadido que cada vez más desarrolladores hacen aplicaciones basadas en lenguaje HTML.

Baker ha destacado que este sistema operativo persigue que la innovación y la libertad de elección esté presente en cada capa- desde el software al hardware, pasando por las aplicaciones.

“Mozilla es uno de los pocos actores que son capaces de pensar en hacer algo distinto en el espacio móvil. Es un desafío y por eso nos metimos en ello porque, si no lo hacíamos nosotros, ¿entonces quién?”, ha presumido.

Firefox OS, ha augurado Baker, no solo estará presente en teléfonos y tabletas, también en otro tipo de dispositivos en el futuro.

La sombra de Android (de Google) y de iOS (de Apple) -líderes del mercado móvil- planea por el discurso de la directiva, “perfectamente consciente del desafío de la competencia”, quien sin embargo ha asegurado que se siente “cómoda” con alternativas de código abierto tales como Ubuntu o Sailfish.

“El código abierto ha llegado a su mayoría de edad en la industria. Cuando empezamos con Mozilla resultaba inusual y le daba miedo a las compañías, especialmente a las grandes, pero hoy en día el código abierto está en todas partes, aunque no nos demos cuenta”, ha relatado.




Volver arriba