Venta existosa de Truchas colombianas

1 / 8


Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.
Un cultivo de truchas arcoíris perteneciente a la empresa colombiana Trout Co en el lago de Tota, en el centro de Colombia. La empresa colombiana Trout Co es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país.


Tota (Colombia), 7 de Marzo (EFE).- La empresa colombiana Trout Co S.A.S, productora de truchas arcoíris, es uno de los cinco casos más exitosos de exportación a Estados Unidos desde que Colombia firmó el Tratado de Libre Comercio con ese país, en mayo de 2012.

Así lo considera Proexport, la entidad encargada de la promoción del turismo, la inversión extranjera y las exportaciones no tradicionales en Colombia, que el año pasado reconoció a esta empresa no solo por entender la dinámica de la lógica exportadora sino por importar tecnología para mejorar su negocio.

Ese proceso de innovación constante permitió que en 2013 la facturación de Trout Co, que tiene sus criaderos de truchas en el Lago de Tota, el mayor de Colombia, en el centro del país, se incrementara un 18 % hasta alcanzar los 1,2 millones de dólares.

El TLC “nos abrió las puertas de EE.UU. porque se mejoraron los canales de comercialización. Además, la trucha nunca ha tenido arancel por ser un producto primario”, afirmó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el gerente general de Trout Co, Óscar Murillo, quien se ha fijado como próximo objetivo el mercado canadiense.

El comercio mundial de trucha reportó en 2012 ventas a nivel global por 1.200 millones de dólares.
La compañía cría actualmente unas 240.000 truchas en el Lago de Tota, que tiene una superficie de 55 kilómetros cuadrados y está situado a 3.015 metros sobre el nivel del mar, por lo que es el más alto de Suramérica después del Titicaca.

Los alevines llegan con un peso de 50 gramos y, tras un proceso que dura entre seis y ocho meses “alcanzan 600 o 700 gramos”, explicó Murillo, para aclarar que luego, “mediante un aliado comercial, se hace una extracción de corte primario en la que se sacan las vísceras”.

Así, el producto se traslada a la planta que esta compañía tiene en Chocontá (centro), donde “se realizan los cortes finales”, se embala en cajas acondicionadas, se somete a un choque de frío y se despacha desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá, manifestó.

Los clientes, precisó, “son empresas estadounidenses a las que les gusta el producto colombiano por su frescura, ya que en menos de tres días está en su destino y garantizamos que puede durar hasta 12 días a la venta sin deteriorarse su calidad”.

Actualmente, en Colombia solo cuatro compañías exportan trucha, por eso Murillo tiene claro que “la competencia son las empresas peruanas y chilenas, que llevan muchos años en la industria, y últimamente las de Turquía, que buscan compradores en EE.UU. ante la crisis económica que se vive en Europa”.

Para dar esa pelea Trout Co., fundada en 2009, espera “crecer mediante alianzas estratégicas con productores nacionales para suplir cada vez más la demanda norteamericana”, manifestó.

A futuro el reto “será obtener nuevas certificaciones internacionales para expandirnos y consolidarnos como una iniciativa sostenible y responsable con el medio ambiente”, agregó. 




Volver arriba