‘Tengo sufrimientos como cualquiera’: Papa Francisco

El Papa Francisco.- Foto: Internet

El Papa Francisco.- Foto: Internet

CIUDAD DEL VATICANO (NOTIMEX).- El Papa Francisco reconoció sentirse un ‘hombre cualquiera’ con sufrimientos como todos los demás, durante un encuentro a puerta cerrada con unos 80 inmigrantes en una parroquia romana.

El diario del Vaticano, ‘L´Osservatore Romano’, dio a conocer algunos pasajes de la reunión que tuvo lugar la víspera en un salón contiguo a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de la capital italiana.

El encuentro duró más de media hora con los refugiados, elegidos entre los 400 que reciben ayuda y asistencia allí. Algunos estaban vestidos con los trajes tradicionales de sus países.

Con ellos estuvieron también presentes unos 40 voluntarios coordinados por sor Mariana, una religiosa argentina de las Misioneras del Cristo Resucitado, que presentó al pontífice el proyecto pastoral llevado adelante en la parroquia en colaboración con su comunidad.

Luego se abrió un coloquio con varias voces que contó con el testimonio de Sami, el cual contó su llegada desde Etiopía en el año 2007 u otro hombre que preguntó al Papa cómo pueden dialogar musulmanes y cristianos.

Daniela, a nombre de los voluntarios, preguntó cuáles son el hambre y la sed más difundidas en el mundo. El pontífice lanzó un llamado a compartir las necesidades materiales y espirituales, incluso entre personas de religiones diversas.

‘Yo me siento en casa entre ustedes. Porque uno puede ir a hacer una visita y sentir todo educado, todo con el protocolo, pero no hay calor, mientras entre ustedes he encontrado el calor de la acogida como una familia’, relató la publicación.

Agregó que Jorge Mario Bergoglio hizo referencia al sufrimiento de las personas, explicando que también el Papa sufre porque es un hombre como los demás. Y criticó el comportamiento de quienes tienden a lamentarse.

Además del diario vaticano, la prensa italiana difundió algunas otras frases del Papa: ‘Cada uno de nosotros tiene su propia historia. Cuando yo pienso en la mía, veo muchas cosas buenas y muchas cosas malas’.

‘Compartir también la fe que habéis recibido de vuestros padres, que siempre os ayudará a seguir adelante. Los que son cristianos, con la Biblia, y los que son musulmanes, con el Corán’, apuntó.



Volver arriba