Rusia se anexiona Crimea solo dos días después del referéndum separatista

1 / 2


Rusia se anexiona Crimea solo dos días después del referéndum separatista
Rusia se anexiona Crimea solo dos días después del referéndum separatista


MOSCÚ (EFE).- Rusia consumó hoy la anexión de Crimea como república federada, apenas dos días después de que la población de la hasta hoy región autónoma ucraniana se pronunciara masivamente por esa opción en un referéndum reconocido solo por Moscú.

“¡Rusia, Crimea, Putin!”, era la consigna coreada por miles de personas concentradas en la Plaza Roja de Moscú en un grandioso mitin-concierto organizado tras la firma del tratado de adhesión en el Kremlin.

“En nuestros corazones, Crimea siempre fue y seguirá siendo Rusia”, había proclamado antes el presidente ruso, Vladímir Putin, al intervenir ante el pleno del Parlamento y los jefes de todas las regiones rusas.

La imponente sala de San Jorge, en el gran palacio del Kremlin, fue el escenario de la reunión convocada para que Putin diera respuesta a la solicitud de adhesión que las autoridades de Crimea transmitieron el lunes, apenas contados los votos de la consulta.

Putin fue recibido con una enorme ovación por los diputados y senadores presentes, así como los jefes regionales, entre ellos los líderes de la rebelde península bañada por el Mar Negro.

“Hoy decidimos una cuestión de vital importancia” para Rusia, afirmó Putin, que utilizó argumentos históricos, así como el 97 por ciento de votos a favor de la unión con Rusia que arrojó el referéndum para apoyar su discurso de que Crimea, cedida en 1954 a Ucrania por el entonces líder soviético Nikita Jruschov, es Rusia.

“En Crimea están las tumbas de los soldados rusos, y la ciudad de Sebastopol es la patria de la Flota del de Marzo Negro”, señaló, en medio de estruendosos aplausos de los diputados, muchos de ellos con la cinta patriótica de San Jorge prendida en sus solapas.

Para Putin, dejar sin respuesta la petición de Crimea para su reunificación con Rusia “habría sido una traición”.

“Nos hablan de una intervención rusa en Crimea, de una agresión. Se hace raro escucharlo. No recuerdo en la historia ni un sólo caso en el que una intervención se haya realizado sin un sólo disparo y sin víctimas”, añadió, en respuesta a las acusaciones de Ucrania y Occidente de que la península ha sido ocupada por tropas rusas en las últimas semanas.

“Las tropas rusas siempre han estado allí. Se reforzó (la Flota del Mar Negro), pero ni siquiera hemos superado el límite de nuestras Fuerzas Armadas en Crimea”, acordada con Ucrania en 25.000 efectivos, subrayó.

Tras asegurar que Rusia no tiene intención de apropiarse de otras regiones ucranianas donde la población rusohablante es mayoritaria, en el este y el sureste -“Rusia no busca dividir a Ucrania. No tenemos necesidad de ello”- lanzó un elogio a los militares ucranianos que no hicieron nada para provocar un baño de sangre.

Volvió a criticar a Occidente por su apoyo a las nuevas autoridades de Kiev, y comparó la decisión de Crimea de abandonar Ucrania para unirse a Rusia con la declaración de independencia de la propia Ucrania respecto a la URSS en 1991.

Después, Putin, y los líderes de Crimea y Sebastopol firmaron el tratado bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y la ciudad de Sebastopol en el seno de la Federación Rusa.- Virginia Hebrero

El primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, el jefe del parlamento, Vladímir Konstantínov, y el jefe de la ciudad de Sebastopol, Alexéi Chali, que se integrará en Rusia como ciudad federada, estamparon sus firmas en el acuerdo, tras el cual, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro), se convirtieron en sujetos de la Federación Rusa.

En el tratado se señala que los habitantes de Crimea adquieren la ciudadanía rusa, si “en el plazo de un mes” no declaran su voluntad” de mantener su actual ciudadanía, y se establecen tres idiomas cooficiales en el territorio de la península- ruso, ucraniano y crimeo-tártaro.




Volver arriba