Advierten los autodefensas que no se irán

1 / 11


Autodefensas armados custodian una de las entradas de Antúnez


MORELIA, Mich.— Más de 500 Policías Federales y elementos del Ejército Mexicano arribaron ayer a Apatzingán para instalar a la Policía Militar y reemplazar provisionalmente a los agentes que realizaban cotidianamente las tareas de prevención del delito.

Con ello, de acuerdo con “Excélsior”, se cumple con una de las primeras acciones planteadas en el Acuerdo por Michoacán.

En los municipios de Parácuaro y Múgica persiste la tensión ya que los grupos de autodefensa aseguran que pueden ser desarmados por el Ejército y quedarse a merced de un eventual ataque de “Los Caballeros Templarios”.

Estanislao Beltrán, coordinador de grupos de autodefensa y quien sustituyó al doctor José Manuel Mireles como vocero del movimiento armado, dijo que no atenderán el emplazamiento hecho por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para retirarse a sus comunidades.

Las barricadas instaladas en cuatro caminos ya no son custodiadas por hombres armados con rifles AK-47 y AR-15, ahora están al frente jóvenes con carabinas M1; pero los grupos fuertemente armados están en el centro de cada poblado atentos para repeler ataques.




Volver arriba